geoestrategia.es
Edición testing    

Biografías > Militares

Por Yolanda Capitán
x
ydctelefonicanet/3/3/14

Un militar encomiable equivocado en la “guerra sucia” contra ETA

galindo3(...) Rodríguez Galindo ha tenido que soportar una dura persecución periodística sin otra justificación que la de su participación en la “guerra sucia” contra ETA. Un ejemplo de este tratamiento “justiciero” fueron las diversas acusaciones realizadas sin el menor fundamente por “Diario 16”, “Egin” y “Egunkaria”, ligándole a redes de narcotráfico y trata de blancas, en su momento desestimadas por el Juzgado de Instrucción número 1 de San Sebastián (Diligencias Previas 491/1991 conocidas como “Informe Navajas”) al considerar que se trataban de simples rumores sin prueba que los sustentasen. En 2006, “El Mundo” también publicó un supuesto documento “secreto” (y por tanto sin valor formal) elaborado por el Servicio de Información de la Guardia Civil, con fecha del 17 de octubre de 1992, donde al parecer se planteaba la posibilidad de que fondos derivados del narcotráfico se hubieran podido aplicar a la lucha antiterrorista, llegando por esa vía al beneficio personal de sus implicados...

 

Por Yolanda Capitán
x
ydctelefonicanet/3/3/14
 

Un defensor incansable de los derechos de los militares

El coronel Conde ha sido pionero en la defensa de los intereses sociales y profesionales del estamento militar. En 1987 fundó la Hermandad de la Reserva Transitoria, que en 1990 se transformó en Hermandad de Personal Militar en situación Ajena al Servicio Activo (HEPERMISA), y más tarde, el 4 de mayo de 1998, en la Asociación de Militares Españoles (AME). Precisamente, la negativa del Ministerio del Interior a inscribir HEPERMISA en el Registro de Asociaciones, influenciada por el Ministerio de Defensa, fue la que propició con el transcurso del tiempo la conocida Sentencia del Tribunal Constitucional 219/2001, de 31 de octubre, en la que se reconocía de forma expresa el derecho de asociación de los militares.

Por Yolanda Capitán
x
ydctelefonicanet/3/3/14

Un general del Cuerpo Jurídico Militar, ilegítimo

(...) En realidad, Jesús Del Olmo es la persona que en aquellas fechas aglutinaba la incipiente “camarilla de Defensa”, integrada por civiles y militares arribistas, que tanto han manipulado y perjudicado a la institución militar (Miguel Silva Vidal, Laureano García Hernández, Francisco Torrente, Francisco Veguillas...), liderándola con gran discreción y eficacia como miembro más brillante de la misma, hasta que, con el paso del tiempo, esta agrupación humana interesada se convirtiera en el denominado “clan Torrente”.

Por Yolanda Capitán
x
ydctelefonicanet/3/3/14

Acreditó la peor imagen del patrioterismo militar

tejero10(...) La realidad de lo sucedido aquel día, es que cuando el general Armada le comunicó en el Congreso de los Diputados su intención de proponerse como presidente de un gobierno de “salvación nacional” integrado por un totum revolutum de ministros provenientes de todas partes (UCD, PSOE, PCE, Coalición Democrática, empresariado, banca…), incluyendo a militares tan poco ortodoxos en su opinión como los generales Sáenz de Santamaría y Saavedra Palmeiro, Tejero le impidió acceder al hemiciclo frustrando de hecho la misma ambición golpista que le había utilizado para ejecutar la parte más “sucia” de la asonada. Paradójicamente, el teniente coronel Tejero fue quien inició y quien, con su comportamiento final, dinamitó en última instancia el golpe del 23-F...

Por Yolanda Capitán
x
ydctelefonicanet/3/3/14

El agente del CESID que se enfrentó al terrorismo de Estado

perote11En su libro “Confesiones de Perote”, publicado en 1999 antes de que se repitiera su procesamiento por escuchas ilegales, junto a comentarios en efecto positivos sobre el funcionamiento del CESID, también evidenció con informaciones inéditas la desafortunada deriva por la que navegaban los Servicios de Inteligencia, que en algunos aspectos concretos fue realmente escandalosa, con el consiguiente disgusto del establishment político empeñado en su persecución judicial. En ese contexto, destacan hasta alcanzar un gran valor histórico todos los datos relativos a las implicaciones directas del CESID y de alguno de sus miembros más significados en el golpe del 23-F, con algunas descripciones tan expresivas como esta: “¿Armada inocente? Los capitanes Camacho, Rubio y Carranza [se refiere a Carlos Guerrero Carranza], así como el sargento Rando, no daban crédito a sus oídos. Haber descubierto y denunciado la implicación del general les ponía en una situación difícil, incluso kafkiana. Les había convertido en una especie de mosqueteros de la democracia a las ordenes directas de Richelieu”.

Por Yolanda Capitán
x
ydctelefonicanet/3/3/14

El atentado etarra que sufrió, pudo dinamitar la democracia

(...) En relación con la figura del teniente general Valenzuela, poco se ha dicho sobre su eventual identificación con el “Elefante Blanco” que habría de presidir el gobierno de “reconducción nacional” previsto en la versión pro monárquica de las tribulaciones golpistas que desembocaron en el 23-F. Como ya se ha escrito en páginas anteriores, en el libro de Juan Alberto Perote “23-F: ni Milans ni Tejero - El informe que se ocultó”, comentando la visita que el general Armada realiza en Valencia a Milans del Bosch el 10 de enero de 1981, y a propósito precisamente de la identidad final del “Elefante Blanco”, se desliza lo siguiente: En la reunión no se pronunció el nombre de este otro posible sustituto de Suárez como tampoco el Rey le comentó nada a Armada en su reunión de Baqueira. No obstante, ambos generales sabían que en el caso de que se desembocara en una salida puramente militar, el candidato no sería Armada y, sin necesidad de hacerse confidencias, los dos pensaban en el teniente general Valenzuela, jefe de la Casa Militar de Su Majestad.

Por Yolanda Capitán
x
ydctelefonicanet/3/3/14

Un militar “auténtico” que renunció a la dirección del CESID

marias romero5En aquel cargo vivió los acontecimientos del 23-F, sin que las implicaciones del CESID en el mismo le sorprendieran demasiado, a tenor de algún comentario realizado a sus más allegados, personalmente satisfecho de la intuición con la que gestionó su regreso a la vida militar “pura”. A las dos horas del secuestro del Gobierno y de los diputados por parte del teniente coronel Tejero, el general Mariñas manifestó al diario “El Faro de Ceuta” que quienes habían perpetrado dicha acción eran unos irresponsables, considerando que el pueblo español había apostado claramente por la paz, la democracia y por el rey Juan Carlos. Durante toda aquella expectante jornada, mantuvo contacto directo con el jefe del Estado Mayor del Ejército, José Gabeiras Montero, y no con su inmediato superior jerárquico, el capitán general de la II Región Militar, Pedro Merry Gordon.

Por Yolanda Capitán
x
ydctelefonicanet/3/3/14

Un buen gestor del SECED, discreto y eficaz

El propio SECED facilitaría, incluso, el pasaporte correspondiente a varios de los asistentes, incluido el propio Felipe González, entonces conocido como “Isidoro”, que allí fue elegido secretario general de la organización socialista “renovada”, sin detener a ninguno de ellos al regresar a España. Los oficiales del SECED que mantuvieron desde entonces contacto con los nuevos dirigentes socialistas, entre ellos José Faura, Andrés Cassinello, Manuel De la Pascua o el propio García Mauriño, sólo fueron los interlocutores circunstanciales dentro de un plan de gran alcance político imputable de forma directa al comandante Valverde, a pesar de que los dos primeros se encargaran de capitalizar aquella oportunidad de forma sobrada con los futuros gobiernos socialistas.

Por Yolanda Capitán
x
ydctelefonicanet/3/3/14

Digna continuidad a una ascendencia militar incontestable

muoz grandes1(...) A raíz del “caso Mena”, Muñoz-Grandes también quiso dejar constancia escrita del desencanto militar que producía aquella desproporcionada reacción política ante un discurso plenamente constitucional que, incluso, seguía el tono discursivo ya marcado por el propio ministro socialista de Defensa, José Bono, inductor no obstante de una nueva “caza al militar” desatada por el Gobierno de Rodríguez Zapatero. Se concretó en la siguiente carta abierta publicada en el diario “ABC” (11/01/2006) con el título “La Hermandad de Veteranos rompe su silencio”: El estilo tradicional de la Hermandad que tengo el honor de presidir ha sido eludir el protagonismo que puede proporcionar la emisión en los medios de juicios inmediatos sobre hechos que tienen una especial resonancia antes de disponer de la información precisa para hacer una valoración acertada. Pero en el caso del general Mena y ante el aluvión de opiniones que se están emitiendo, pienso que el silencio puede ser mal interpretado y que los casi cuarenta mil socios de nuestra Hermandad (militares retirados y en reserva, viudas y huérfanos) esperan oír la voz de su presidente. Así lo hago, con la convicción de que mi opinión coincide con la de la gran mayoría de ellos...

Por Yolanda Capitán
x
ydctelefonicanet/3/3/14

De militar fracasado a endémico “legislador” de Defensa

(...) Quizás, el mayor mérito personal de Miguel Silva Vidal haya sido figurar, siendo capitán, como uno de los “cien indeseables” incluidos en el panfleto reaccionario que se difundió de forma clandestina, pero impactante, en los medios militares durante el mes de abril de 1982. En dicha relación alternaba con otros personajes que tuvieron sin duda alguna un gran protagonismo en la versión militar de la transición política, lo que no dejó de proporcionarle cierto renombre y también amparo solidario por parte de los mismos...

0,125