Libros Recomendados

Portada - Últimas noticias

Con varios meses de demora, el Gobierno británico ha presentado este martes su informe sobre la supuesta injerencia de Rusia en la política interna del Reino Unido. El extenso documento reconoce que sería "difícil, si no imposible, probar" las acusaciones de que Moscú trató de influir en el referéndum del Brexit de 2016, al tiempo que acusa a Rusia de haberse entrometido en el referéndum escocés de 2014, con base a comentarios "creíbles" de fuentes "abiertas".

"Ha habido comentarios creíbles de fuentes abiertas que sugieren que Rusia emprendió campañas de influencia en relación con el referéndum de independencia de Escocia en 2014", reza el informe publicado por el Comité de Inteligencia y Seguridad del Parlamento británico.

Sobre el tema del Brexit, el comité admite que "sería difícil, si no imposible, probar" el "impacto real" de cualquier interferencia rusa.

Sin embargo, señala que los servicios de seguridad del Reino Unido "no le habían proporcionado ninguna evaluación posterior al referéndum" sobre posibles intromisiones. Aun así, el comité insta a los ministros a lanzar ahora una investigación formal similar a la realizada sobre las elecciones presidenciales de EE.UU. de 2016. Asimismo, denuncia que el Gobierno británico "tardó en reconocer la existencia de la amenaza" y no tomó "medidas para proteger el proceso".

"El Gobierno nos ha decepcionado"

Los autores del informe sostienen que Moscú ve a Reino Unido como uno de sus principales objetivos de inteligencia en Occidente, y critican al Gobierno británico por "eludió activamente" a investigar la amenaza rusa. De hecho, aseguran que los sucesivos Gobiernos han recibido a los oligarcas rusos "con los brazos abiertos" y advierten que la influencia rusa en el Reino Unido es "la nueva normalidad".

En definitiva, los autores del informe concluyen que "nadie" protege el sistema democrático británico de las supuestas amenazas.

"El Gobierno aquí nos ha decepcionado", sostuvo al respecto Kevan Jones, un miembro del Parlamento que formó parte del comité.

Según alertó Jones, "la indignación no es por si hay interferencia, la indignación es porque nadie quería saber si hubo interferencia".

"Otras acusaciones infundadas"

La vocera de la Cancillería rusa, María Zajárova, ha tachado el informe británico de "rusofobia de corte 'fake'".

El portavoz presidencial ruso, Dmitri Peskov, ya había pronosticado que si el informe británico contiene "acusaciones efímeras" sobre la supuesta "intervención" de Rusia, "no se basarán en nada" y "solo serán otras acusaciones infundadas".

Peskov insistió en que el Kremlin se fija, en primer lugar, en lo que está sucediendo dentro de Rusia, y que el país nunca ha interferido en los asuntos internos de otras naciones, al igual que no tolera los intentos de interferir en sus propios asuntos.

El vocero expresó la esperanza de que "al menos esta vez", después de la "experiencia de los aliados del Reino Unido con investigaciones de interferencia, que luego condujeron a resultados negativos y no confirmaron nada, al menos haya algunos documentos sin acusaciones ni sugerencias infundadas".

Por su parte, el embajador ruso en Londres, Andréi Kelin, afirmó en una entrevista con las agencias de noticias rusas en diciembre del año pasado que hay personas en el Reino Unido que "explotan deshonestamente el tema ruso" para ganar "puntos políticos".

‘Berlín eludió normas de la UE vendiendo armas a Arabia Saudí’

Alemania, con sus exportaciones de armas, eludió las normas de la UE durante décadas fomentando la escalada de los conflictos armados, según un estudio.

Berlín ha violado sistemáticamente las directrices de la Unión Europea (UE) al vender armas y equipamiento militar a actores maliciosos en todo el mundo, según un nuevo estudio del Instituto de Investigación de la Paz de Frankfurt (PRIF, por sus siglas en inglés).

Alemania otorga licencias y exporta armas de guerra y armamentos a países afectados por las guerras y las crisis, a países con violaciones de derechos humanos y a regiones en tensión”, señalaron los investigadores del PRIF.

Según los criterios de la UE, “el receptor de armas debe respetar los derechos humanos y el derecho internacional, así como mantener la paz y la estabilidad en la región”. Sin embargo, el PRIF apunta que desde 1990, Alemania ha llegado a acuerdos en repetidas ocasiones con naciones con un historial flojo en materia de derechos humanos, como Argelia, Egipto e Indonesia, a menudo vendiéndoles hardwares obsoletos de las Fuerzas Armadas germanas, más conocido como Bundeswehr.

El estudio de investigación genera una alarma particular sobre el largo historial de Berlín respecto a suministrar tecnología militar a Turquía y Arabia Saudí. En 2019, más precisamente, los tanques de combate Leopard 2A4 de fabricación alemana se utilizaron en la incursión militar de las fuerzas invasoras turcas en el norte de Siria.

Asimismo, el texto sigue subrayando el hecho de que las armas de fabricación alemana están siendo utilizadas por la llamada coalición, liderada por Riad, en su agresión contra Yemen.

A pesar de los innumerables informes publicados sobre masivas bajas civiles en el terreno, el Gobierno alemán ha aprobado ventas de armas por valor de 1,5 mil millones de euros a Riad desde que comenzó su brutal campaña de bombardeos, conforme recoge el estudio.

El documento resaltó que incluso los aviones de combate Tornado y el Eurofighter Typhoon provistos por el Reino Unido a Arabia Saudí, que llevan a cabo ataques aéreos en ciudades yemeníes, “contienen piezas producidas en Alemania”.

Varios grupos pro derechos humanos, como la oenegé HRW (siglas en inglés del Observatorio de Derechos Humanos) y Amnistía Internacional, han instado durante mucho tiempo a Alemania a que deje de vender armas a Arabia Saudí, mientras que algunos políticos de los partidos de oposición han presionado al Gobierno de la canciller, Angela Merkel, para que detenga la implementación del acuerdo armamentístico con Turquía.

Unas presiones que dieron su resultado cuando Berlín finalmente suspendió las exportaciones de armas a Riad y Ankara en 2018 y 2019, respectivamente. No obstante, la medida no es suficiente, dice el estudio, señalando que “la moratoria en la exportación [de armas] tiene lagunas y es limitada en el tiempo”.

Venezuela insta a países bálticos a “sacar manos lejos” de su país

Venezuela rechaza una declaración injerencista de los Estados bálticos sobre su país y les recomienda a no seguir los pasos de EE.UU. en su política exterior.

El ministro venezolano de Asuntos Exteriores, Jorge Arreaza, ha repudiado este martes un comunicado conjunto publicado por Lituania, Letonia y Estonia, en el que respaldaron un proceso para establecer un “gobierno de transición” que conduzca al país sudamericano a elecciones presidenciales “libres y justas”.

Con todo respeto... ¿Sabrán ubicar a Venezuela en un mapa? ¿Habrán revisado antes el Derecho Internacional o el Derecho Constitucional venezolano? ¿Es tan sólo un trámite exigido por Washington?”, ha escrito Arreaza en un mensaje emitido en su cuenta de la red social Twitter.

En el documento emitido esta misma jornada, los ministros de Asuntos Exteriores de los citados países ribereños del Báltico alegaron que la situación humanitaria, social y política en Venezuela se está deteriorando, algo que según ellos, requiere “una transición política pacífica e inclusiva que restablezca la democracia”.

El jefe de la Diplomacia venezolana, sin embargo, ha instado a estos países que “mantuvieran sus manos lejos de su país” y “se ocuparan de sus propios temas” en vez de interferir en los asuntos internos de Venezuela.

Estados Unidos y algunos de sus aliados europeos, entre ellos, Estonia, Lituania y Letonia, reconocieron en febrero de 2019 al líder golpista de la oposición venezolana, Juan Guaidó, como presidente interino del Estado sudamericano, a pesar de que Nicolás Maduro fue elegido por el voto de la mayoría de los venezolanos en elecciones presidenciales.

Pese a los esfuerzos de EE.UU., presidido por Donald Trump, para derrocar al Gobierno chavista —mediante incursiones, sanciones, conatos de golpe de Estado—, el presidente electo de Venezuela sigue en el poder gracias al apoyo de la mayoría de los venezolanos y de países aliados, como Rusia y China.

CANAL

 

elespiadigital.com
La información más inteligente

RECOMENDAMOS