Libros Recomendados

Portada - Últimas noticias

MOSCÚ (Sputnik) — La Fiscalía General de Rusia acusó a Londres de seguir el mismo cliché en los casos Litvinenko, Berezovski y Skripal: formular acusaciones contra Moscú, clasificar la investigación, negarse a cooperar con la parte rusa y demandar sanciones.

El vice fiscal general Saak Karapetián afirmó que la campaña antirrusa de Londres en el caso Skripal es "una provocación a partir de un escenario parecido al que se utilizó para acusaciones gratuitas tras el supuesto atentado contra (el magnate) Borís Berezovski en Londres, en verano de 2003, y la muerte de (el exagente de seguridad) Alexandr Litvinenko en noviembre de 2006".

Todos estos casos, según él, se montaron en torno a sujetos que Rusia había estado persiguiendo por la comisión de delitos graves y que habían estado haciendo declaraciones en contra de su gobierno, "para fabricar así un móvil falso de su eliminación".

"En los tres casos hubo una avalancha de acusaciones sin prueba, de que los servicios secretos rusos habrían utilizado sustancias tóxicas en territorio británico, tras lo cual se exigió la imposición de sanciones a Rusia", añadió.

Karapetián acusó a Londres de mantener el "secretismo" con respecto al desarrollo y los resultados de la investigación tanto en el caso Skripal como en los casos Berezovski y Litvinenko, lo que a su juicio supone "una violación del derecho internacional".

Serguéi Skripal, un exoficial de la inteligencia militar rusa reclutado en los años 90 por el servicio secreto británico MI6 y naturalizado en el Reino Unido, y su hija Yulia, quien es nacional de Rusia, fueron hallados a principios de marzo pasado inconscientes cerca de un centro comercial en Salisbury.

La policía estableció que los dos fueron envenenados con una sustancia tóxica de acción neuroparalizante.

La hija de Skripal fue la primera en recuperar el conocimiento a finales de marzo; el 6 de abril se anunció que también Serguéi Skripal salió del estado crítico y responde bien al tratamiento.

Nada más abierta la investigación, que según Scotland Yard se prolongará por varios meses, Londres responsabilizó a Moscú de estar detrás del supuesto intento de envenenamiento de los Skripal, alegando que la sustancia procede de Rusia.

Moscú rechaza las acusaciones de Londres, por infundadas, y reclama acceso a las evidencias para poder colaborar con la investigación.

"El polonio que mató a Litvinenko estaba en Londres antes de que llegaran los acusados de su muerte"

El Polonio-210 que mató a Litvinenko ya estaba en la oficina de Berezovski de Londres antes de que llegaran los dos ciudadanos rusos que posteriormente fueron acusados de su asesinato, ha denunciado la Fiscalía General.

Nadie proporcionó nunca a Moscú prueba alguna sobre la muerte de Alexánder Litvinenko y los materiales del caso fueron clasificados, ha denunciado este lunes un asesor del fiscal general de Rusia, Nikolái Atmóniev.

Asimismo, Atmóniev ha expresado que las huellas radioactivas detectadas en la oficina de Berezovski en Londres indican que "en ese momento él fue el más interesado en la eliminación de Litvinenko".

El polonio-210 que mató a Litvinenko ya estaba en la oficina de Berezovski de Londres antes de que llegaran los dos ciudadanos rusos que posteriormente fueron acusados de su asesinato, Andréi Lugovói y Dmitri Kovtun, ha denunciado Atmóniev citando los materiales reunidos por la Fiscalía de Hamburgo.

Según la resolución de esta Fiscalía alemana del 6 de noviembre de 2009, la evaluación de todas las pruebas reunidas, "incluidas las que fueron obtenidas del Reino Unido, concretamente los datos sobre los lugares de contaminación con polonio-210", indica que "el polonio estaba en Londres antes de la llegada de Lugovói y Kovtun el 1 de noviembre de 2006", ha afirmado Atmóniev.

Al mismo tiempo, la Fiscalía General ha criticado que el caso Skripal se esté desarrollando según el mismo escenario que los casos de Borís Berezovski y de Alexánder Litvinenko, pues después de que se lancen acusaciones infundadas se amenaza con introducir sanciones contra Rusia.

El padre de Litvinenko sobre el caso Skripal: El Reino Unido busca ocultar la verdad, no revelarla

A 12 años de la muerte en Londres de su propio hijo, envenenado con polonio radiactivo, Walter Litvinenko compartió con RT su visión de la actual investigación del caso Skripal.

Walter Litvinenko perdió a su hijo hace más de una década. Y si bien en un principio compartía la postura del Reino Unido, que en 2006 atribuyó a Rusia la culpa por el envenenamiento de Alexánder Litvinenko con polonio radiactivo 210, posteriormente cambió de opinión, tras percatarse de las inconsistencias de la investigación británica.

El caso de su hijo, un exagente del Servicio Federal de Seguridad ruso (FSB) que se mudó a Londres y cooperaba con el MI6 y la Policía española –entre otros–, se parece al reciente envenenamiento del exagente doble de inteligencia Serguéi Skripal, aunque la táctica en ambos casos fue diferente, sostiene Walter Litvinenko.

En el programa de RT 'Worlds Apart', Litvinenko le comentó a la presentadora Oksana Boyko que, a su modo de ver, el envenenamiento de Walter fue orquestado por los británicos para mostrar al mundo la cara "cruel" de Moscú y hacer ver cómo supuestamente "se deshacía de sus enemigos", mientras que el caso Skripal fue preparado para provocar una reacción del Gobierno ruso.

"Se han dado cuenta de que metieron la pata [al acceder a hacer más transparente la investigación del caso de Alexánder Litvinenko] y han decidido cambiar de táctica. Por eso ahora no muestran nada y lo mantienen todo en secreto, a la espera de que Rusia responda", declaró  Walter Litvinenko. "Si se tratara, según dicen, de la 'huella rusa', todo se habría esclarecido hace mucho", aseguró.

Según Litvinenko, ahora las autoridades británicas se enfocan en ocultar desde un principio todas las pruebaspara no tener luego que borrarlas, como en el caso de la muerte de su hijo, ya que saben que los especialistas rusos podrán  detectar quién estaba detrás del envenenamiento, una vez que tengan acceso a las evidencias.

Litvinenko opina que personas como su hijo, o como el oligarca Borís Berezovzki y otros rusos ricos y poderosos que en un determinado momento se establecieron en el Reino Unido, dependen de gobiernos extranjeros y se convierten en sus "rehenes": "Los mantienen solo por dinero. En cuanto pase algo, empezarán a robarlos abiertamente, igual que robaron a Berezovzki".

Berezovzki fue hallado muerto en su casa, en el Reino Unido, en 2013. La investigación oficial no pudo determinar definitivamente si fue un suicidio por ahorcamiento o si fue estrangulado por alguien. Antes de su muerte, el magnate ruso perdió la mayoría de sus activos.

"Son rehenes, todos ellos son rehenes de las autoridades estadounidenses, que buscan el dominio mundial. Mientras esto no cambie, van a matar a los rusos, a todos los que estén en contra de ellos", declaró Litvinenko.

"Será muy complicado esconderlo todo"

La hija de Serguéi Skripal, Yulia, no representa interés para la inteligencia británica y podría salir viva de la situación si se recupera después del ataque, mientras que el exagente doble de inteligencia sabe algo de lo que las autoridades británicas no se  beneficiarán si sobrevive, sostiene Litvinenko.

El padre del exagente del Servicio Federal de Seguridad ruso envenenado en Londres, está seguro de que el escándalo en torno a Skripal rebotará contra quienes lo montaron. "Será muy complicado esconderlo todo. Y al final se frustrarán. Quedarán en evidencia, y Theresa May tendrá mucha vergüenza. Y este payaso que es su ministro de Exteriores [Boris Johnson], también se sentirá muy avergonzado" , concluyó Litvinenko.

Fiscalía General rusa: manipulaciones con las mascotas de Skripal son indignantes

MOSCÚ (Sputnik) — Las manipulaciones con las mascotas del exespía ruso Serguéi Skripal son indignantes, afirmó el portavoz de la Fiscalía General de Rusia, Alexandr Kurennói.

"Me parece que las autoridades y cuerpos de seguridad británicos ya están histéricos”, dijo el funcionario al comentar el proceder de las autoridades británicas con las mascotas de Skripal.

Según Kurennói, los defensores de animales "van a presionar este tema y tendrán toda la razón, porque esta situación indignante (…) tendrá consecuencias para las autoridades británicas".

El viernes pasado, el Ministerio para Medioambiente, Alimentación y Asuntos Rurales del Reino Unido informó a Sputnik que dos conejillos de indias de Skripal que permanecían en su casa acordonada fallecieron por deshidratación, y que un gato suyo fue sacrificado por estar demasiado "estresado" cuando los veterinarios por fin entraron en la vivienda.

Añadió que los tres animales fueron incinerados en el laboratorio militar de Porton Down.

Serguéi Skripal, un exoficial de la inteligencia militar rusa reclutado en los años 90 por el servicio secreto británico MI6 y naturalizado en el Reino Unido, y su hija Yulia fueron hallados a principios de marzo pasado inconscientes cerca de un centro comercial en Salisbury.

La policía estableció que los dos fueron envenenados con una sustancia tóxica de acción neuroparalizante.

La hija de Skripal fue la primera en recuperar el conocimiento, a finales de marzo, y el jueves pasado la policía británica difundió su primer comunicado que no contenía ningún detalle de lo ocurrido el 4 de marzo indicando solo que fue un "episodio desorientador".

Al día siguiente se anunció que también Serguéi Skripal salió del estado crítico y responde bien al tratamiento.

Apenas empezada la investigación, que según Scotland Yard tardará varios meses, Londres responsabilizó a Moscú de estar detrás del ataque, alegando que la sustancia con la que los Skripal fueron envenenados fue fabricada en Rusia, pese a que los científicos británicos no han conseguido probar la procedencia exacta del agente tóxico.

Moscú rechaza las acusaciones de Londres que considera infundadas y reclama acceso a las pruebas para poder colaborar con la investigación.

Londres menospreció 39 demandas rusas sobre el caso Berezovski

MOSCÚ (Sputnik) — Rusia dirigió de 2006 a 2011 al Reino Unido 39 peticiones relacionadas con el caso Berezovski, pero todas fueron menospreciadas, informó el asesor del Fiscal General de Rusia, Nikolái Atmóniev.

"La Fiscalía General de Rusia dirigió al Ministerio del Interior del Reino Unido 39 peticiones desde agosto de 2006 a diciembre de 2011 sobre la garantía de la seguridad para Vladímir Terliuk y la necesidad de interrogar a Berezovski y sus cómplices en relación con la obtención por el primero del estatus de refugiado y organizar el careo entre estos individuos y Terliuk", detalló agregando que todas "fueron menospreciadas".

La Fiscalía General de Rusia empezó a publicar este 9 de abril en Telegram los documentos que confirman el carácter ilegítimo de la obtención por el oligarca Borís Berezovski del estatus de refugiado en el Reino Unido, también insertó la solicitud de Vladímir Terliuk, oriundo de Kazajistán, de garantizarle la protección y las respuestas de Londres.

Terliuk, residente con su familia en el Reino Unido desde 1999, reveló que Berezovski, el exoficial del KGB Alexandr Litvinenko, Alexandr Goldfarb (presidente de una fundación registrada en EEUU y financiada por Berezovski) y varios abogados británicos intentaron lograr, usando amenazas y soborno, que él dirigiera a organismos judiciales del Reino Unido la falsa declaración de ser agente ruso y participar en la preparación de un atentado contra Berezovski.

Interrogado en 2003 por Scotland Yard, Terliuk negó categóricamente su pertenencia a los servicios secretos rusos y haber recibido la orden de asesinar a Berezovski aplicándole una sustancia tóxica, así como hizo declaraciones detalladas sobre la simulación del atentado tramado por el oligarca con el fin de recibir el asilo político en el Reino Unido.

En 2010, Terliuk confirmó sus declaraciones prestando juramento en el Alto Tribunal de la Justicia de Inglaterra y Gales en un proceso contra Berezovski

CANAL

 

elespiadigital.com
La información más inteligente