Libros Recomendados

Un ex agente del servicio de inteligencia de Israel (el Mossad) está involucrado en el intento de golpe de Estado en Jordania, informan medios del reino árabe.

El diario israelí Yedioth Ahronoth, citando al sitio de noticias Ammon, que está alineado con la familia real jordana, ha indicado que un exfuncionario israelí ofreció al expríncipe heredero a la Corona jordana Hamza bin Husein y su esposa un avión para que escapasen del país.

El informe se produce en la misma jornada en que el viceprimer ministro jordano, Ayman Safadi, anunciara que unas investigaciones revelan que el príncipe Hamza, el hermanastro del rey Abdulá II, ha estado en contacto con entidades extranjeras con el fin de ejecutar un “complot para desestabilizar el país”, y que una agencia de inteligencia extranjera se puso en contacto con la esposa del príncipe para “organizar un vuelo” en el que la pareja pudiera abandonar Jordania.

Una fuente gubernamental ha mencionado este domingo al canal de televisión oficial Al Mamlaka que en las próximas horas se emitirá un comunicado oficial aclarando los hechos.

El Gobierno de Jordania ha arrestado a varias figuras destacadas por la presunta intentona golpista. El príncipe Hamza ha dicho que se hallaba bajo arresto domiciliario y está incomunicado.

Al Rai, el único diario oficial jordano, ha indicado que “algunas de las acciones del príncipe se han utilizado deliberadamente para perjudicar la seguridad y la estabilidad de Jordania”, que celebra el próximo 11 de abril el centenario del reino.

El príncipe ahora en el ojo del huracán, Hamza bin Husein, nacido de la reina Nur —de origen estadounidense— fue nombrado heredero en 1999 por su medio hermano, el rey Abdulá II, a la muerte del padre de ambos, el rey Husein, en cumplimiento de la voluntad de este.

Sin embargo, cinco años más tarde, en 2004, Abdulá II —de madre británica y dieciocho años mayor— se quitó un peso de encima al retirarle la condición de heredero, que desde entonces recae, por defecto, en su propio primogénito.

Gantz: Netanyahu está llevando a “Israel” a una guerra civil

El ministro de Asuntos Militares israelí, Benny Gantz, dijo el jueves (1 de abril) que el primer ministro Benyamin Netanyahu “está llevando a Israel al borde de la guerra civil, y posiblemente más allá”, en una entrevista con el sitio de noticias israelí Ynet.

“Me temo que Netanyahu está arrastrando al país a una guerra civil, por ahora sin armas, pero eso podría deteriorarse. Gracias a él, nuestro sistema democrático ha perdido el equilibrio que es esencial para su funcionamiento, y esto puede conducir a una guerra civil, aunque creo que Netanyahu no quiere tal cosa”, dijo Benny Gantz, citado por la televisión israelí i24.

El ministro israelí enfatizó “el temor a que el primer ministro impida que se tomen decisiones importantes en diversos campos, llevando al gobierno israelí a una inacción funcional que dañaría los intereses de los ciudadanos”.

Según él, “la lucha contra el programa nuclear de Irán y la expansión regional iraní se encuentran entre las áreas de actividad que ya están sufriendo por el funcionamiento irrelevante de Netanyahu”.

Además, Benny Gantz se reunió con el líder del partido Ra’am, Mansur Abbas, para convencer a la facción islámica de que no apoye a Benjamin Netanyahu como primer ministro.

“Gantz le pidió a Abbas que apoye a un candidato del “campo del cambio” para formar un gobierno”, anunció la formación del ministro en un comunicado.

“Cuando Netanyahu os necesita, os cuenta cuentos y os hace promesas, pero os miente”, dijo Gantz en un mensaje destinado a los palestinos originarios de los territorios ocupados en 1948 publicado en árabe y en hebreo en su página de Facebook.

Informe admite denuncia iraní sobre espía australiano-británica

La espía australiano-británica que cumplió una sentencia de prisión en Irán había recibido un curso israelí especial de capacitación de espionaje, según un informe.

En un artículo publicado este sábado, Tim Anderson, director del Centro de Estudios Contra Hegemónicos (CCHS, por sus siglas en inglés) en Australia, ha dado a conocer que Kylie Moore-Gilbert, la espía australiano-británica encarcelada durante dos años en Irán, se había involucrado en una “formación de liderazgo” israelí para realizar una misión de espionaje.

Conforme a la información, Gilbert recibió entrenamiento a través de una oferta de beca en la academia de liderazgo israelí Ein Prat, en Alon Shvut, uno de los muchos asentamientos ilegales erigidos por el régimen de Tel Aviv en la Cisjordania ocupada.

El informe confirma, de este modo, la afirmación de los medios de comunicación iraníes de que Gilbert había pasado un curso especial de capacitación de dos años en los territorios ocupados por Israel, donde adquirió fluidez en la lengua persa y se preparó para realizar actividades de espionaje dentro de Irán.

Esto mientras los medios estadounidenses y de otros países difundían información errónea con el fin de afianzar la idea de que Gilbert había sido retenida en Irán sin ningún motivo.

¿Cómo fue detenida Kylie Moore-Gilbert?

Las fuerzas de seguridad de Irán detuvieron a Gilbert en 2018 y fue condenada a 10 años de prisión —por actuar contra la seguridad nacional del país a través de su cooperación de inteligencia con el régimen israelí. No obstante, fue liberada en noviembre de 2020, tras cumplir dos años.

De hecho, la espía fue canjeada por un empresario iraní y otros dos ciudadanos, encarcelados en el extranjero por acusaciones infundadas de supuestas intenciones de evadir las sanciones ilegales de Occidente contra Irán.

Gilbert entró por primera vez en Irán bajo el pretexto de realizar actividades académicas y de investigación en la Universidad de Religiones y Denominaciones, hecho que nunca se produjo, y abandonó el país poco tiempo después.

Más tarde volvió a ingresar a Irán por recomendación del régimen israelí y viajó a diferentes ciudades como parte de su misión para recopilar información.

Intentó ponerse en contacto con algunos individuos y objetivos para obtener información económica y militar sobre Irán, así como sobre el frente de resistencia antisraelí, pero fue arrestada en septiembre de 2018.

Análisis: Golpe de Estado en Jordania ¿crisis interna o plan extranjero?

Jordania ha sufrido un intento fallido de golpe de Estado contra el rey Abdulá II; las pesquisas iniciales encuentran huellas de autores e injerencia extranjeros.

Jordania afirma haber abortado un golpe palaciego, tras detener el sábado a al menos 16 figuras destacadas por intento de desestabilizar el país, entre las que se encuentran el ex príncipe heredero a la Corona jordana Hamza bin Husein, medio hermano del rey Abdulá II; Bassem Awadalla, exasesor del rey jordano y exministro de Finanzas, y Sharif Hasan bin Zaid, un miembro de la familia real.

Amán ha acusado al ex príncipe heredero de intentar movilizar a los líderes tribales en contra del actual gobernante. Hamza nacido de la reina Nur —de nacionalidad estadounidense—, fue nombrado por su medio hermano, el rey Abdulá II, a la muerte del padre de ambos, el rey Husein, príncipe heredero de Jordania en 1999; era uno de los hijos favoritos del rey Husein, quien a menudo lo describía en público como “el deleite de mis ojos”.

No obstante, cinco años más tarde, en 2004, Abdulá II —de madre británica y dieciocho años mayor— se quitó un peso de encima al retirarle la condición de heredero, que desde entonces recae, por defecto, en su propio primogénito.

Huellas de Israel en la intentona golpista ¿es una venganza política?

Ciertas evidencias muestran que todos los detenidos fueron apoyados desde el exterior. De hecho, se han revelado lazos con el extranjero en el intento golpista en Jordania.

El vice primer ministro jordano, Ayman Safadi, anunció el domingo que las investigaciones realizadas revelan que el príncipe Hamza ha estado en contacto con entidades extranjeras a fin de llevar a cabo un “complot para desestabilizar el país”.

En este mismo contexto, un funcionario jordano ha dicho a la agencia local de noticias Ammon news que Roy Shaposhnick, un exoficial del servicio de inteligencia de Israel (el Mossad), se comunicó con la esposa del príncipe Hamza y se ofreció a organizar un jet privado para sacarla a ella y a su familia de Jordania.

Jordania se encuentra entre los países que denuncian los crímenes que comete el régimen de ocupación de Tel Aviv contra el pueblo palestino, por lo que el apoyo de Israel al incidente podría tratarse de una venganza política.

Incluso, en un artículo publicado el domingo, el diario israelí Yedioth Ahronoth explicó que Jordania está sospechoso del rol del premier de Israel, Benjamín Netanyahu, en el intento fallido del golpe de Estado contra el rey jordano, por lo que, a principios de marzo, impidió el paso al vuelo de Netanyahu a los Emiratos Árabes Unidos (EAU).

Complot saudí-emiratí otra vez genera caos en Asia Occidental

Por otro lado, Yedioth Ahronoth ha revelado que el príncipe heredero saudí, Muhamad bin Salman, y otro príncipe posiblemente de los Emiratos Árabes Unidos (EAU) fueron socios secretos en el fallido intento de golpe.

Se dice que Awadalla y Bin Zaid tenían vínculos directos con Arabia Saudí. Los dos hombres arrestados tienen vínculos estrechos con la monarquía árabe, y muchas personas en Jordania creen que ambos tienen la nacionalidad saudí, o al menos un pasaporte saudí.

Todo este inequívoco aroma a rencillas palaciegas, llega apenas una semana antes de las celebraciones por el centenario del reino en Jordania.

Ante tal coyuntura, los líderes de las dos cámaras del Parlamento jordano han manifestado su apoyo a Abdulá II. El jefe del órgano legislativo, Faysal al-Fayez, señaló que “el rey es una línea roja” y que el país se opondría a “cualquier mano traidora que socave la seguridad y la estabilidad”.

CANAL

 

elespiadigital.com
La información más inteligente

RECOMENDACIONES

El Tiempo por Meteoblue