La jefa de una asociación mundial para poner fin a la tuberculosis (TB) dijo que está "asqueda" por las investigaciones que revelaron que se esperan millones de contagios de tuberculosis como resultado de las restricciones del Covid-19.

Se prevé que hasta 6,3 millones de personas más desarrollarán tuberculosis de aquí a 2025 y se espera que 1,4 millones de personas más mueran al no diagnosticarse los casos y no recibir tratamiento durante la cuarentena. Esto retrasará los esfuerzos mundiales para acabar con la TB de cinco a ocho años.

"El hecho de que hayamos retrocedido a las cifras de 2013 y que tengamos tantas personas muriendo, esto para mí es enfermizo", dijo Lucica Ditiu, directora ejecutiva de la Alianza Alto a la Tuberculosis. "Me indigna que sólo por no poder controlar lo que hacemos... y olvidarnos de los programas que existen perdamos tanto, empezando por la pérdida de vidas de personas".

Actualmente no existe una vacuna contra la tuberculosis para los adultos, sólo una para los niños.

Miramos con asombro una enfermedad que... tiene 120 días de antigüedad y tiene 100 candidatas a vacuna en preparación.

Lucica Ditiu, Asociación Stop TB

"Tengo que decir que miramos [este asunto] desde la comunidad de la tuberculosis de una manera algo desconcertante porque la tuberculosis existe desde hace miles de años", dijo Ditiu. "Durante 100 años hemos tenido una vacuna y tenemos dos o tres potenciales vacunas en proyecto. Necesitamos alrededor de 500 millones [de personas] para obtener la vacuna en 2027 y vemos con asombro una enfermedad que ... tiene 120 días de antigüedad y tiene 100 candidatas a vacuna en preparación". Así que creo que este mundo, lo siento por mi francés, está realmente jodido", dijo.

"El temor que tenemos en la comunidad es que los investigadores se dirigen hacia el desarrollo de una vacuna para Covid. Eso está en la agenda de todos ahora, y muy pocos permanecen enfocados en las otras [enfermedades]. No tenemos una vacuna para la tuberculosis, no tenemos una vacuna para el VIH, no tenemos una vacuna para la malaria y de todo esto, la tuberculosis es la más antigua". Entonces, ¿por qué esta reacción? Creo que porque somos un mundo de idiotas. ¿Qué puedo decir?"

Comentario: Y cuidado, no todas las vacunas son seguras, y menos las que no han llevado un largo proceso de pruebas de seguridad:

Las cifras, publicadas el miércoles, se basan en un cierre de tres meses y un período de 10 meses de restauración de los servicios después de que se levante el cierre.

La investigación fue encargada por la Asociación Stop TB en colaboración con el Imperial College London, Avenir Health y la Universidad Johns Hopkins. Se elaboró a partir de datos obtenidos de evaluaciones rápidas de los efectos del coronavirus en los servicios de lucha contra la tuberculosis en los países con algunos de los mayores números de casos.

La tuberculosis mata a 1,5 millones de personas al año, más que cualquier otra enfermedad infecciosa.

En los últimos años se ha registrado una disminución constante de los casos como resultado del aumento de los servicios para tratar la enfermedad y prevenir su propagación.

Hace cinco años, los líderes mundiales se comprometieron a poner fin a la epidemia de tuberculosis para el año 2030. En una reunión de alto nivel celebrada en 2018, prometieron ampliar su respuesta, incluida la duplicación de la financiación para 2022.