Portada - Últimas noticias

El líder de la República Popular de Donetsk (RPD), Denís Pushilin, anunció este viernes una evacuación masiva de la población a Rusia.

Las mujeres, los niños y los ancianos son los primeros en ser evacuados, informó Pushilin.

Según el presidente de la RPD, el presidente de Ucrania, Vladímir Zelenski, pronto ordenará a los militares ucranianos que lancen una ofensiva en Donbass. "Las fuerzas armadas enemigas están en formación de ataque y dispuestas para tomar Donbass por la fuerza", denunció.

Si bien las fuerzas de la RPD "son plenamente capaces de proteger a la población civil y las infraestructuras", los ciudadanos podrían estar en peligro si "el enemigo bombardea zonas pobladas de la República", señaló Pushilin.

El anuncio del líder de la RPD se produjo en medio de las preocupaciones sobre una posible ofensiva del Ejército ucraniano. Este jueves, fuertes bombardeos se reportaron en la zona de conflicto. Según los informes, militares controlados por Kiev dispararon contra varios pueblos y aldeas de la región con morteros, lanzagranadas y fusiles.

Por su parte, el presidente de Rusia, Vladímir Putin, afirmó este viernes que ahora se observa "una escalada en Donbass" e instó a Kiev a "sentarse a la mesa de negociaciones con los representantes de Donbass" para resolver el conflicto.

DECLARACIÓN OFICIAL DEL JEFE DE LA REPÚBLICA

A partir de hoy, 18 de febrero, se ha organizado una salida masiva centralizada de la población a la Federación Rusa. En primer lugar, las mujeres, los niños y los ancianos están sujetos a evacuación. Le pedimos amablemente que escuchen y tomen la decisión correcta. La salida temporal salvará la vida y la salud de usted y sus seres queridos.

Por acuerdo con el liderazgo de la Federación Rusa, los lugares para la recepción y el alojamiento de nuestros ciudadanos están listos en la Región de Rostov. A los evacuados se les proporcionará todo lo necesario. Se han creado todas las condiciones para una transición rápida en los puntos de control. Los jefes de empresas e instituciones deben organizar la partida de las familias de los empleados. Cuartel general de defensa territorial proporcionará transporte para la evacuación de civiles.

El líder de la República Popular de Lugansk, Leonid Pásechnik, ha llamado a la población civil de la región a dirigirse hacia Rusia lo antes posible o sostener las armas y luchar por su tierra, ante la escalada del conflicto con las Fuerzas Armadas de Ucrania.

"En contra del sentido común y los acuerdos internacionales, el enemigo sigue concentrando sus soldados y equipos pesados a lo largo de toda la línea de contacto. Con el fin de evitar víctimas entre la población civil, insto a los habitantes de la República de Lugansk que no tienen órdenes de movilización o participan en el mantenimiento de la infraestructura social y civil, a que salgan hacia la Federación de Rusia lo antes posible. Llamo una vez más a todos los hombres capaces de sostener un arma en sus manos para que se levanten y defienden a su tierra", afirmó Pásechnik en un video dirigido a la población.

El presidente ruso Vladímir Putin ordenó al ministro de Emergencias en funciones, Alexánder Chupriyán, que vuele urgentemente a la región de Rostov para organizar las condiciones necesarias de alojamiento para los refugiados de Donbass, informó el Kremlin.

Putin: "Todo lo que tiene que hacer Kiev es sentarse a la mesa de negociaciones con los representantes de Donbass"

Vladímir Putin ha reiterado este viernes que el restablecimiento de la paz civil y la reducción de las tensiones en Ucrania radica en el cumplimiento de los Acuerdos de Minsk, postura que comparte también su homólogo bielorruso Alexánder Lukashenko, con quien se reunió esta jornada en Moscú.

"Todo lo que tiene que hacer Kiev es sentarse a la mesa de negociaciones con los representantes de Donbass y acordar las medidas políticas, militares, económicas y humanitarias para poner fin al conflicto, y cuanto antes esto ocurra, mejor", declaró el presidente de Rusia en una rueda de prensa.

"Por desgracia, ahora mismo estamos observando lo contrario, una escalada de la situación en Donbass", lamentó Putin.

Durante la comparecencia ante la prensa, Putin también abordó los ejercicios militares conjuntos de Rusia y Bielorrusia, cuya fase activa terminará el 20 de febrero, y aseguró que no representan una amenaza para nadie, siendo "únicamente de carácter defensivo".

Hablando sobre las propuestas occidentales en materia de seguridad en la región europea, el mandatario ruso señaló que Moscú "no está en contra de abordar" las medidas como el control de armas para los misiles de alcance corto e intermedio o la transparencia militar.

"Estamos abiertos para seguir un camino de negociaciones con tal de que todas las cuestiones se consideren en su conjunto, sin que se aborden independientemente de las principales propuestas rusas, cuya aplicación es nuestra prioridad absoluta", aclaró.

Sin embargo, Putin no duda que los países occidentales van a imponer las sanciones contra Rusia en cualquier caso, sin importar la existencia de pretextos relacionados con los acontecimientos en Ucrania.

"Porque el objetivo es otro, el objetivo es parar el desarrollo, en este caso, de Rusia o Bielorrusia. Persiguiendo este objetivo, siempre encontrarán un motivo para imponer unas u otras restricciones ilegítimas, no es más que una competencia desleal", sostuvo el presidente ruso.

Presidente de Bielorrusia: "Por primera vez en décadas estamos a las puertas de un conflicto capaz de involucrar a todo el continente"

El presidente de Bielorrusia, Alexánder Lukashenko, aseguró este viernes, tras una reunión en Moscú con su homólogo ruso Vladímir Putin, que "por primera vez en décadas estamos a las puertas de un conflicto capaz de involucrar a todo el continente".

El mandatario bielorruso señaló que discutió con Putin posibles respuestas a las "acciones hostiles de Occidente". Y señaló que, ante el aumento de la tensión en la frontera con Ucrania y la acumulación de material bélico en ese país, Moscú y Minsk se ven "obligados a buscar una salida para protegerse".

Por último, recalcó que ni Rusia ni Bielorrusia necesitan esa escalada de tensión en sus fronteras.

Ha comenzado la evacuación de civiles en la RPD. En primer lugar, sacarán: niños, mujeres y ancianos

VIDEO

Atascos en los pasos fronterizos con Rusia. Anteriormente en el Donbass, se anunció una evacuación debido a la amenaza de un ataque por parte de Ucrania.

VIDEO

VIDEO

Las sirenas de emergencia suenan en la región de Donetsk, en el este de Ucrania. En ambas regiones, Donestsk y Luhansk, los civiles están siendo evacuados a Rusia.

VIDEO

Intento ucraniano de sabotear una planta química

El servicio de prensa de NM DPR publica imágenes de la prevención de un intento de un grupo de Fuerzas de Operaciones Especiales de Ucrania de ingresar al territorio de la planta de Stirol en Gorlovka esta noche.

Se informa que los atacantes tuvieron dos muertos, tres más resultaron heridos.

La filmación proviene de la cámara del pecho de uno de los soldados ucranianos que murió durante el enfrentamiento. Según el DPR, había dos grupos, tenían equipos de producción extranjera.

Los saboteadores que intentaron ingresar a las instalaciones químicas en la RPD hablaban polaco, según la Milicia Popular.

Parte de la milicia: A lo largo del cinturón forestal cerca del asentamiento ZELEZNAYA BEAM, nuestros observadores revelaron el movimiento de dos grupos especiales de VFU en la cantidad de 10 y 12 personas. Nuestros defensores se vieron obligados a abrir fuego con armas de servicio. El enemigo sufrió pérdidas de al menos DOS muertos, TRES heridos y se vio obligado a retirarse.

VIDEO

Rusia envía informe al Sec. Gral de la ONU sobre crímenes contra civiles en Donbás.

ONU (Sputnik) — El secretario general de la ONU, Antonio Guterres, recibió una carta de Rusia que documenta presuntos crímenes contra civiles en Donbás, informó el portavoz Stéphane Dujarric.

"La Federación Rusa envió una carta al secretario general sobre este tema. Nos pidieron que la enviáramos al Consejo de Seguridad, lo cual estamos haciendo. No tenemos forma de verificar esto de una forma u otra", dijo el funcionario en una rueda de prensa.

Las Naciones Unidas continúan creyendo en la necesidad de una mayor diplomacia sobre la crisis de Ucrania, agregó.

"El secretario general sigue esperando y pensando que este conflicto no sucederá. Su mensaje es de mayor diplomacia, de rebajar las tensiones, de desescalada", dijo el portavoz.

El 17 de febrero, los militares ucranianos denunciaron un crecimiento drástico de infracciones al armisticio en Donbás.

A su vez, representantes de Donetsk y Lugansk denunciaron que Kiev empezó a bombardear Donbás con armas pesadas, infringiendo deliberadamente las medidas adicionales aprobadas en 2020 para reforzar el alto el fuego.

Además, según representantes de las repúblicas, el uso de la artillería por parte de Kiev apunta a los preparativos para una solución militar del conflicto.

Sin embargo, el ministro de Defensa de Ucrania, Alexéi Réznikov, desmintió la información al señalar que Kiev aboga por una solución política y diplomática.

Desde abril de 2014 Ucrania lleva a cabo una operación contra las milicias en Donbás, donde se proclamaron las repúblicas populares de Donetsk y Lugansk, en respuesta al violento cambio de gobierno ocurrido en febrero del mismo año.

Los Acuerdos de Minsk, suscritos en septiembre de 2014 y en febrero de 2015, sentaron las bases para una solución política al conflicto, pero no han derivado hasta ahora en su cese.

Las hostilidades han dejado hasta la fecha más de 14.000 muertos, según estimaciones de la ONU.

Reino Unido hace nueva acusación de Rusia

Los informes de fuertes bombardeos y explosiones en regiones devastadas por la guerra en el este de Ucrania son simplemente intentos rusos de crear un pretexto para ordenar una ofensiva contra su vecino, afirmó el principal diplomático británico, ya que Kiev y los separatistas se culpan mutuamente por el ataque.

El jueves, los líderes de la autoproclamada República Popular de Donetsk (RPD) informaron que las tropas gubernamentales habían disparado contra varios pueblos y aldeas con morteros, granadas de mano y rifles.

Posteriormente, las Fuerzas Armadas de Ucrania revelaron que un área cerca de la República Popular de Lugansk, el otro territorio disidente en el Donbass, había sido atacada, con imágenes que circulaban en línea que pretendían mostrar un jardín de infancia que había sido alcanzado por un misil en el lado controlado por Kiev.

En Twitter más tarde ese mismo día, la secretaria de Relaciones Exteriores británica, Liz Truss, ofreció su opinión sobre el bombardeo en la región devastada por la guerra. “Los informes de supuesta actividad militar anormal por parte de Ucrania en Donbass son un intento flagrante del gobierno ruso de fabricar pretextos para la invasión”, escribió.

Según Truss, " esto está sacado directamente del libro de jugadas del Kremlin", y prometió que el Reino Unido "continuará denunciando la campaña de desinformación de Rusia".

Hablando el martes, Putin afirmó que los eventos que se desarrollan en el Donbass recuerdan al "genocidio". El líder ruso subrayó que apoya una solución diplomática para resolver los feroces combates y la implementación de los acuerdos de Minsk.

El portavoz del Departamento de Estado de EE. UU., Ned Price, alegó que Putin, así como otros funcionarios rusos, están haciendo “narrativas falsas… para usarlas como pretexto para una acción militar contra Ucrania”.

Países de la UE reiteran en la ONU su llamado a la plena implementación de los Acuerdos de Minsk

WASHINGTON (Sputnik) — Los países miembros de la Unión Europea (UE), en una declaración conjunta leída en el Consejo de Seguridad de la ONU, reiteraron su apoyo a la soberanía e integridad territorial de Ucrania y pidieron la plena aplicación de los Acuerdos de Minsk.

"Nosotros, los Estados miembros de la Unión Europea —Francia, Alemania, Irlanda y Estonia, a los que se han unido hoy Albania, Noruega y la delegación de la UE— reiteramos nuestro pleno apoyo a la independencia, la soberanía y la integridad territorial de Ucrania, dentro de sus fronteras internacionalmente reconocidas", dice la declaración leída por el enviado francés Nicolas de Riviere. "Pedimos la plena aplicación de los Acuerdos de Minsk, empezando por el respeto incondicional del alto el fuego".

Análisis: La mecha está encendida en Donbass

Manlio Dinucci

Sigue la partida de ajedrez alrededor de Ucrania. Estados Unidos prepara un ataque ‎contra las autoproclamadas repúblicas populares de Donestk y Lugansk, donde la ‎mayoría de los pobladores ostentan ahora la nacionalidad rusa. A la luz de la ‎Constitución rusa, el presidente de la Federación Rusa, Vladimir Putin, tiene la ‎obligación de defender a los ciudadanos rusos, incluso mediante la fuerza militar.

Para evitar ser considerado responsable de algún enfrentamiento, Moscú ha alejado sus tropas de la frontera mientras que el Parlamento de la Federación Rusa ‎solicitaba al Kremlin que reconozca la independencia de Donestk y Lugansk. ‎Washington ya no puede invocar los acuerdos de Minsk porque, “gracias” ‎al presidente de Francia Emmanuel Macron, el gobierno ucraniano acaba de rechazar ‎de plano toda posibilidad de aplicarlos… aunque a la vez no puede tomar por asalto ‎la región sin atacar a ciudadanos rusos, cuya voluntad de secesión es ahora más ‎justificada que nunca. En definitiva, habrá que acabar reconociendo la independencia ‎de las dos repúblicas populares. Y en su próxima jugada, estas podrían solicitar su ‎incorporación a la Federación Rusa. ‎

 

El presidente ucraniano Volodimir Zelenski, quien ha reconocido tímidamente que no cree en ‎la hipotética “invasión rusa”, es el gran perdedor de este juego de ajedrez. Creyó que ‎Estados Unidos le permitiría aplastar militarmente a sus conciudadanos separatistas del ‎Donbass y ahora está a punto de perder esa región. Su popularidad ha caído en picada y ‎actualmente es sólo de 23%. ‎

Mientras que la situación en el Donbass se hace cada vez más incandescente, el presidente ‎estadounidense Joe Biden convocó –por videoconferencia– lo que de hecho es el consejo de ‎guerra de la OTAN y la Unión Europea: el secretario general de la alianza atlántica, Jens ‎Stoltenberg; el primer ministro británico Boris Johnson; el presidente francés Emmanuel Macron, ‎el canciller alemán Olaf Scholz; el primer ministro italiano Mario Draghi; el presidente polaco ‎Andrzej Duda; el presidente rumano Klaus Iohannis; y el primer ministro canadiense Justin Trudeau; ‎además del presidente del Consejo Europeo, Charles Michel, y de la presidente de la Comisión ‎Europea, Ursula von der Leyen. ‎

Ese consejo de guerra OTAN-UE declaró que «si Rusia efectúa una invasión ulterior ‎contra Ucrania, Estados Unidos, con sus aliados y socios, responderá de manera decisiva e ‎impondrá un costo inmediato y pesado». ‎

Eso fue lo que Biden dijo a Putin al día siguiente, no sólo en nombre de Estados Unidos sino ‎también de la OTAN y de la Unión Europea. O sea, rechazo categórico de toda negociación, ‎de hecho una declaración de guerra, a la cual suscribió la Italia del primer ministro Mario ‎Draghi, bajo la mirada de un parlamente italiano silencio y sumiso. ‎

Las señales de guerra se intensifican. El Departamento de Estados está evacuando la embajada ‎de Estados Unidos en Kiev y anuncia a los ciudadanos estadounidenses que deben salir de Ucrania ‎porque «no podrá protegerlos ante el ataque ruso». El ministerio de Exteriores de Italia está ‎haciendo lo mismo. ‎

El Pentágono ha retirado de Ucrania 160 instructores militares que estaban entrenando a las ‎fuerzas ucranianas. Pero quedan allí consejeros y otros instructores militares pertenecientes a las ‎Fuerzas Especiales de Estados Unidos y de otros países de la OTAN, personal que de hecho dirige ‎el ejército y la Guardia Nacional de Ucrania. ‎

En primera línea de esas fuerzas ucranianas está el batallón neonazi Azov, que ya se ha destacado ‎por su ferocidad contra los pobladores rusos del Donbass. Ese “mérito” le ha valido al batallón ‎Azov ser promovido a la categoría de regimiento mecanizado de las fuerzas especiales de Ucrania, ‎armado y entrenado por la OTAN, bajo una insignia calcada de la que identificaba a la División ‎‎Das Reich de las SS –una de las 200 divisiones hitlerianas que invadieron la Unión Soviética ‎en 1941. ‎

La Historia nos recuerda que aquellas divisiones hitlerianas fueron derrotadas. Pero aquella guerra ‎costó a la Unión Soviética 27 millones de muertos –más de la mitad civiles– o sea el 15% de la ‎población de la URSS, mientras que Estados Unidos perdió en la guerra un 0,3% de su población. ‎Además, los nazis deportaron a Alemania 5 millones de soviéticos y los invasores hitlerianos ‎destruyeron en la URSS más 1 700 ciudades y pueblos, 70 000 aldeas y 30 000 fábricas. ‎

Pero todo eso ha sido peligrosamente olvidado mientras que Rusia sigue repitiendo, como quien ‎habla con una pared, que no atacará Ucrania y denuncia la concentración de tropas ucranianas ‎cerca del Donbass habitado por pobladores rusos. El gobierno de Kiev ha desplegado allí más de ‎‎150 000 soldados equipados con vehículos lanzacohetes Grad, capaces de lanzar cada uno, en ‎una salva de 20 segundos, 40 cohetes de 122 milímetros con un alcance de 40 kilómetros cuya ‎deflagración dispara miles de fragmentos metálicos cortantes o pequeñas bombas de explosión ‎retardada. Un ataque a gran escala con ese tipo de armamento contra los pobladores rusos de ‎Donetsk y Lugansk y sus zonas circundantes sería un verdadera carnicería en una región defendida ‎por fuerzas locales que no cuentan más de 35 000 combatientes. ‎

La guerra podría iniciarse en el Donbass con una operación bajo bandera falsa (false flag) [1]. ‎

Moscú ha denunciado al respecto la presencia en el Donbass de mercenarios estadounidenses ‎equipados con armas químicas. La chispa pudiera ser una provocación, como un ataque contra ‎alguna localidad ucraniana, acción que se atribuiría inmediatamente a los pobladores rusos para ‎justificar una “respuesta” de las tropas de Kiev, numéricamente muy superiores a los defensores ‎del Donbass. ‎

Ante ese posible escenario, la Federación Rusa ha sido muy clara al subrayar que no se quedaría ‎cruzada de brazos e intervendría en defensa de los rusos del Donbass, con el evidente objetivo ‎de destruir las fuerzas atacantes. ‎

Así podría estallar, en Europa, una guerra cuyo único beneficiario sería Estados Unidos. A través ‎de la OTAN –bloque bélico que cuenta entre sus miembros a 21 de los 27 países miembros de la ‎Unión Europea– y con ayuda de la propia UE, Washington está imponiendo nuevamente a Europa ‎una situación similar –aunque todavía más peligrosa– a la que reinaba en tiempos de la ‎guerra fría, a la vez que refuerza la influencia y la presencia de Estados Unidos en ese ‎continente. ‎

Traducido al español por Red Voltaire a partir de la versión al francés de Marie-Ange Patrizio.‎

[1] Una ‎operación false flag es una provocación montada de tal manera que permite atribuir la ‎responsabilidad al bando contrario. Nota de Red Voltaire.

CANAL

 

elespiadigital.com
La información más inteligente

AVISO IMPORTANTE

¡ATENCIÓN!

El denominado "mundo libre" ha censurado
la señal del canal ruso de TV RT.
Para poder seguir viéndolo en nuestro portal
siga las instrucciones siguientes:
1) Instale en su ordenador el programa
gratuito Proton VPN desde aquí:
2) Ejecute el programa y aparecerán
tres Ubicaciones libres en la parte izquierda
3) Pulse "CONECTAR" en la ubicación JAPÓN
4) Vuelva a entrar en nuestra web y ya 
podrá disfrutar de la señal de RT TV
5) Maldiga a los cabecillas del
"mundo libre" y a sus ancestros

RECOMENDAMOS