Libros Recomendados

Portada - Últimas noticias

Magnates vinculados a Facebook, Twitter y Netflix han donado más de 7,5 millones de dólares a una serie de organizaciones sin fines de lucro controladas por Patrisse Khan-Cullors, cofundadora del movimiento Black Lives Matter (BLM), quien supuestamente los ha ayudado al respaldar públicamente sus objetivos en el marco del principio de la neutralidad de red, según informa New York Post.

La neutralidad de red es el principio por el cual los proveedores de servicios de Internet deben tratar de igual forma e indiscriminadamente todo tráfico de datos que transite por sus plataformas. Los defensores de este principio, incluidos muchos grupos de derechos humanos, quieren un libre flujo de información y puntos de vista. Las grandes empresas tecnológicas, muchas de las cuales ya se dedican a censurar contenidos con los que no están de acuerdo, no quieren que los proveedores de servicios de Internet controlen la red y sus ganancias.

Khan-Cullors, de 37 años, comenzó a cabildear por la neutralidad de red en 2014, un año después de que cofundara el movimiento Black Lives Matter. "El continuo crecimiento de este movimiento y su capacidad para responder de manera ágil y eficaz a la brutal y parcializada vigilancia policial de las comunidades negras depende, en parte, del acceso a un Internet no discriminatorio", escribió la activista en un artículo de opinión para The Hill en diciembre de 2014. Según sostiene, varias compañías proveedores de Internet "se han unido para cambiar Internet y convertirlo en una red desigual, en la que las voces negras pueden tener que pagar más para ser escuchadas".

Dustin Moskovitz, un multimillonario cofundador de Facebook, y su esposa, Cari Tuna, se encuentran entre los mayores donantes a grupos controlados por Khan-Cullors. Contribuyeron con más de 5,5 millones de dólares entre 2017 y 2020, según registros públicos.

El director ejecutivo de Twitter, Jack Dorsey, también proporcionó ayuda a movimientos vinculados a Khan-Cullors. El multimillonario dio 1,5 millones en 2020 para dos organizaciones sin fines de lucro fundadas por la activista. Patricia Ann Quillin, esposa de Reed Hastings, multimillonario cofundador de Netflix, donó el año pasado 250.000 dólares a una organización que propone reformar las cárceles de Los Ángeles.

Dorsey, Hastings y otros ejecutivos han dado millones para la reforma de la justicia penal, pero también han sido entusiastas defensores de la neutralidad de red, presionando a los legisladores durante años para que adopten una legislación a favor de este principio, según New York Post.

Además de proporcionar dinero en efectivo, los gigantes de las redes sociales han censurado las críticas dirigidas contra Khan-Cullors y el movimiento BLM, incluida una historia publicada por primera vez por New York Post sobre la compra, por parte de la activista, de cuatro casas de lujo valoradas en 3,2 millones de dólares.

Por su parte, Facebook prohibió a principios de este mes a sus usuarios vincular el enlace a esa historia de casas, que se basaba en registros públicos, diciendo que violaba su "política de privacidad e información personal". Asimismo, Twitter bloqueó al periodista Jason Whitlock cuando intentó publicar una historia sobre la compra, por Khan-Cullors, de una casa por 1,4 millones de dólares en Los Ángeles, a principios de este mes.

Sin embargo, un portavoz de Moskovitz y Tuna dijo a New York Post que no habían hecho ninguna subvención relacionada con la neutralidad de red. "Todo nuestro apoyo a los grupos afiliados a Patrisse ha sido parte de nuestro trabajo en la reforma de la justicia penal", dijo el vocero.

Representantes de Cullors, Black Lives Matter, Dorsey y Netflix no han respondido a las solicitudes de comentarios.

El Pentágono otorgó el control de millones de direcciones IP inactivas a una empresa misteriosa creada hace unos meses

El Pentágono otorgó el control de millones de direcciones IP inactivas a una misteriosa empresa de Florida, que parece no haber existido hasta septiembre de 2020 y que no tiene antecedentes de contratos gubernamentales.

La compañía Global Resource Systems LLC controlaba un total de 56 millones de direcciones IP propiedad del Pentágono el 20 de enero. Ahora, se acerca a 175 millones de direcciones, lo que representa aproximadamente una 25.ª parte del tamaño de Internet actual y supone más espacio que el que administran compañías como China Telecom, AT&T o Comcast, informa AP.

"Identificar vulnerabilidades potenciales"

Tras el asombro que ha causado la noticia en las redes en las últimas semanas, el Pentágono explicó la semana pasada que espera "evaluar y prevenir el uso no autorizado del espacio de direcciones IP del Departamento de Defensa".

Un comunicado emitido el viernes por Brett Goldstein, jefe del Servicio Digital de Defensa del Pentágono, que está ejecutando el proyecto, enfatiza que el departamento también espera "identificar vulnerabilidades potenciales" como parte de los esfuerzos para defenderse de las intrusiones cibernéticas, en las que a veces se aprovechan bloques de direcciones de Internet no utilizados para infiltrarse en las redes estadounidenses.

Sin embargo, la explicación no ha respondido a muchas preguntas, como por qué el Departamento de Defensa optó por confiar la gestión del espacio de direcciones a Global Resource Systems, una empresa que no tiene un sitio web público y cuyo nombre no aparece en el directorio de su domicilio en Plantation, Florida.

Mientras, el único nombre asociado con la compañía en el registro de empresas de Florida es el de Raymond Saulino, un hombre que también figura en 2018 en los registros corporativos de Nevada como gerente de una empresa de equipos de vigilancia de Internet y ciberseguridad llamada Packet Forensics. Esa compañía tenía casi 40 millones de dólares en contratos federales divulgados públicamente durante la última década, con el FBI y la Agencia de Proyectos de Investigación Avanzada de Defensa del Pentágono entre sus clientes, indica AP.

Reportan que la cofundadora de Black Lives Matter gastó casi 26.000 dólares en "reuniones" en un complejo playero

Patrisse Khan-Cullors, confundadora del movimiento Black Lives Matter, habría gastado casi 26.000 dólares en "reuniones y presentaciones" celebradas en 2019 en un complejo playero de lujo en Malibú (California, EE.UU.), informaron este martes medios locales.

Los registros citados en los reportes muestran que, entre julio y septiembre de 2019, una empresa consultora propiedad de Asha Bandele —coautora de la biografría de la mujer— realizó dos pagos en las instalaciones del 'resort' a nombre del grupo Reform LA Jails, presidido por Khan-Cullors.

Por el momento, no están claros los motivos de las reuniones en las instalaciones, de más de 80 hectáreas. La Comisión de Prácticas Políticas Justas de California, que regula ese tipo de organizaciones, establece que los fondos de campaña "deben usarse para fines políticos, legislativos o gubernamentales".

Los registros de las redes sociales de Reform LA Jails demuestran que, a mediados de 2019, organizaron varios eventos en el área de Los Ángeles, entre los que se incluye una fiesta en casa de la conocida actriz Jane Fonda.

Por su parte, Peter Flaherty, presidente del grupo National Legal and Policy Center, señaló que esta información plantea una serie de preguntas. "Una auditoría determinaría si los fondos de la campaña se utilizaron para fines personales", declaró en relación a los casi 260.000 dólares reunidos por la empresa de Bandele en 2019.

A principios de este mes, Khan-Cullors, que se autodenomina "líder marxista", enfrentó una ola de críticas tras darse a conocer que la activista ha adquirido cuatro inmuebles de lujo valorados en 3,2 millones de dólares.

Joe Biden concluye abruptamente una sesión con los reporteros, diciendo que se meterá en problemas si continúa respondiendo preguntas

Joe Biden es famoso por los errores intermitentes que comete mientras habla con los medios; una vez llamó a su vicepresidenta Kamala Harris «presidenta electa» y dos veces llamó a Donald Trump «George».

El presidente de los Estados Unidos, Joe Biden, terminó abruptamente sus declaraciones a la prensa en la Casa Blanca el martes por la tarde, diciendo que se meterá en problemas si continúa respondiendo preguntas.

El presidente habló con la prensa sobre la respuesta al COVID-19 y las nuevas pautas de salud federales para el uso de mascarillas para personas vacunadas y no vacunadas.

Después de dos preguntas sobre su propio uso de la máscara y sobre las posibles condiciones previas antes de reunirse con su homólogo ruso Vladimir Putin, Biden concluyó el evento y dijo que «lo discutirá todo otro día».

Estaba a punto de irse, pero se detuvo después de escuchar a un periodista hacer una pregunta sobre el envío de asistencia de COVID-19 a India.

«Lo siento. Esta es la última pregunta que voy a responder. Si no voy a estar en problemas», dijo Biden, antes de responder la pregunta y marcharse.

Biden ha sido criticado desde que asumió el cargo por su número limitado de compromisos con los medios. Desde que asumió la presidencia, solo ha habido una conferencia de prensa en solitario, a finales de marzo, y sesiones ocasionales de preguntas y respuestas.

Estableció el récord por el tiempo que tomó antes de celebrar su primera conferencia de prensa completa como presidente.

El presidente también ha sido criticado por tener una relación especial con los reporteros de la Casa Blanca, quienes le hacen preguntas consideradas demasiado fáciles.

VIDEO

Trump se mofa de los "aburridos" Premios Óscar por su baja audiencia

Las primeras cifras publicadas por la compañía de investigación de mercados Nielsen indicaron que la audiencia de los 93º Premios Óscar alcanzó un nuevo mínimo devastador. El expresidente de EEUU aprovechó para pronosticar que la audiencia se hundirá aún más si el evento sigue manteniendo el mismo formato.

Las catastróficas estadísticas muestran que este año solo 9,85 millones de espectadores sintonizaron el evento más importante de la industria cinematográfica estadounidense. Esto representa una caída cercana al 60% respecto a las cifras de 2020.

En un comunicado emitido por la oficina del 45º presidente de EEUU, Donald Trump se quejó de que el programa perdió su atractivo para los espectadores porque los organizadores han implementado una "fórmula ridícula" que solo hará que la audiencia caiga aún más.

"Lo que solía llamarse Los Premios de la Academia, y ahora se llama los 'Óscar', un nombre mucho menos importante y elegante, tuvo las calificaciones de televisión más bajas en la historia registrada, incluso mucho más baja que el año pasado, que estableció otro récord bajo. Si siguen con la ridícula fórmula actual, solo empeorará, si eso es posible", opinó el exmandatario.

Trump, quien antes de entrar en la Casa Blanca llevaba un exitoso reality show en la televisión, declaró que los organizadores deberían refrescar su memoria para identificar "la fórmula que usaron" hace unos 15 años, y también necesitan "traer de vuelta a un gran anfitrión" para cambiar los índices de audiencia del programa.

El programa no ha contado con un presentador oficial desde el 2019, cuando el comediante y actor afroamericano Kevin Hart desistió a la luz de la reacción violenta por sus comentarios homofóbicos.

El expresidente continuó criticando a los organizadores, instándolos a "no ser tan políticamente correctos y aburridos, y hacerlo bien". Además, opinó que la politización del galardón solo le ha hecho mal.

"Esta gente de la televisión se pasa todo el tiempo pensando en cómo promover al Partido Demócrata, que está destruyendo nuestro país y anular a los conservadores y los republicanos. ¡Esa fórmula ciertamente no ha funcionado muy bien para La Academia!", remató el otrora candidato republicano.

La 93ª ceremonia de los Premios Óscar se celebró el pasado 25 de abril en el Dolby Theatre de Los Ángeles (California). Una de las principales favoritas de esta edición, la cinta Nomadland, se alzó con los premios a la mejor dirección, mejor película y mejor actriz. Pero entre los sucesos más comentados estuvieron, además, la inesperada cabellera de Brad Pitt y el incendiario baile de perreo de Glenn Close.

CANAL

 

elespiadigital.com
La información más inteligente