Libros Recomendados

Portada - Últimas noticias

MOSCÚ (Sputnik) — Irán rechazó la propuesta de la UE y de Estados Unidos de celebrar en las próximas semanas unas negociaciones directas sobre su acuerdo nuclear, informó el diario The Wall Street Journal, citando a dos diplomáticos occidentales de alto rango.

Según los diplomáticos, Irán quiere primero obtener garantías de que EEUU levantará algunas sanciones después de la reunión, pero la negativa de Teherán "no mató todas las esperanzas de unas negociaciones directas en los próximos meses", ya que puede tratarse por parte del país persa de "un intento de obtener influencia en futuras negociaciones".

La Comisión Europea confirmó anteriormente que la diplomacia de la UE está trabajando para convocar una reunión informal con representantes de EEUU sobre el Plan de Acción Integral Conjunto (PAIC), relacionado con el programa nuclear de Irán.

El portavoz del Ministerio de Exteriores de Irán, Saeed Khatibzadeh, aseguró por su parte que, en vista de las acciones de Estados Unidos y la UE, Teherán no considera adecuado el momento actual para celebrar la reunión propuesta sobre el acuerdo nuclear.

Anteriormente, Estados Unidos afirmó que estaba interesado en las negociaciones con Irán bajo los auspicios de la UE y con la participación de los mediadores internacionales, que incluyen a Moscú y Pekín.

En respuesta a la declaración de Washington, el ministro de Exteriores iraní, Mohamad Yavad Zarif, pidió nuevamente a la Casa Blanca la suspensión de las sanciones en contra de Teherán.

En julio de 2015, Irán y seis mediadores internacionales —Rusia, EEUU, el Reino Unido, China, Francia y Alemania— firmaron un acuerdo nuclear conocido como Plan de Acción Integral Conjunto (PAIC), que impuso una serie de limitaciones al programa nuclear de Irán con el objetivo de excluir su posible dimensión militar, a cambio del levantamiento de las sanciones internacionales.

En mayo de 2018, EEUU rompió el acuerdo y empezó a imponer sanciones unilaterales contra Irán con el argumento de que ese país seguía desarrollando armas nucleares.

Un año después, Irán, en respuesta, empezó a reducir de manera gradual sus compromisos en el marco del PAIC.

Irán alerta a la AIEA: Habrá una respuesta a cualquier resolución

Irán advierte a la Agencia Internacional de Energía Atómica (AIEA) de “una respuesta adecuada” a cualquier resolución por sus medidas de represalia.

“En caso de que la Junta de Gobernadores de la AIEA adopte una resolución en contra de Irán debido a la suspensión del Protocolo Adicional, daremos una respuesta adecuada”, ha dicho este domingo el jefe de la Organización de la Energía Atómica de Irán (OEAI), Ali Akbar Salehi.

En declaraciones al margen de una sesión de la Comisión de Seguridad Nacional y Política Exterior del Parlamento de Irán, el destacado funcionario persa ha informado que la República Islámica ha lanzado esta advertencia mediante una carta remitida a la AIEA; sin embargo, no ha ofrecido más detalles al respecto.

Salehi se refería a la decisión de Teherán de detener, a partir del pasado 23 de febrero, la implementación voluntaria del Protocolo Adicional del Tratado de No Proliferación (TNP) nuclear, una medida tomada en el marco de una ley aprobada en noviembre de 2020 por el Parlamento persa.

La Junta de Gobernadores de la AIEA celebrará su reunión ordinaria de marzo virtualmente el lunes para tratar el tema, y EE.UU. quiere una resolución de condena contra las medidas adoptadas por Teherán.

Dicha normativa, bajo el título de ‘Acción Estratégica para Levantar las Sanciones’ de Washington contra Teherán, busca obligar a EE.UU. y a los firmantes europeos del acuerdo nuclear de 2015 —el Reino Unido, Francia y Alemania— a cumplir su parte del pacto y cesar los embargos reimpuestos a Irán tras la retirada unilateral del país norteamericano del convenio, de nombre oficial Plan Integral de Acción Conjunta (PIAC o JCPOA, por sus siglas en inglés).

El Protocolo Adicional del TNP estipula un mejor acceso internacional a los sitios nucleares e inspecciones, con poca antelación, por parte de la AIEA. En esta línea, la semana pasada la AIEA y la OEAI llegaron a un acuerdo técnico temporal al respecto, según el cual, el ente regulador iraní continuará usando cámaras para monitorear sus sitios nucleares durante tres meses, pero retendrá la información en exclusiva.

Si las sanciones son levantadas en su totalidad dentro del referido período, Irán proporcionará los vídeos al organismo de control nuclear de las Naciones Unidas; de lo contrario, la información se eliminará para siempre.

En alusión a este arreglo, Salehi ha indicado que su anexo técnico es “confidencial” debido a “la necesidad de ocultar la ubicación de las instalaciones clave en Irán”.

En cambio, silencio cómplice de Occidente con el programa nuclear judío

 

La compañía que recientemente proporcionó imágenes del reactor nuclear de Dimona ha difundido nuevas fotografías de otro sitio sensible del régimen israelí.

El operador satelital estadounidense Planet Labs proporcionó la semana pasada, a la agencia norteamericana The Associated Press (AP), imágenes satelitales de las nuevas edificaciones de Israel en su instalación nuclear de Dimona, ubicada en el desierto del Néguev (sur de la Palestina ocupada).

Ahora, según ha informado este domingo el diario israelí Haaretz, Planet Labs ha publicado nuevas fotografías, de alta resolución, de otra instalación militar secreta del régimen de Tel Aviv en el oeste de la localidad de Beit Shemesh, en el centro de los territorios ocupados palestinos.

La zona fotografiada aparece en los mapas ordinarios como un espacio abierto y una zona de exclusión aérea en los mapas usados por los vuelos civiles; no obstante, conforme a numerosos informes de otros países, esta área alberga la base Kanaf 2 de la fuerza aérea israelí.

A su vez, el portal web GlobalSecurity.org dice que en la citada base hay estacionados tres escuadrones de misiles tierra-tierra Jericho, capaces de cargar ojivas nucleares.

¿Qué hay detrás de las revelaciones?

Tal y como indica Haaretz, no está claro quién ha ordenado la divulgación de las fotografías de esta zona o si son el preludio de otro informe sobre las actividades militares de Israel; sin embargo, agrega, las revelaciones sobre las actividades nucleares de Israel han aparecido en los medios en varias ocasiones, a menudo en el contexto de las tensiones entre EE.UU. e Israel.

De hecho, esta vez este hecho tiene lugar en medio de los desacuerdos entre el presidente estadounidense, Joe Biden, y el premier israelí, Benjamín Netanyahu, sobre el programa nuclear iraní, concluye el rotativo.

El régimen de ocupación de Israel, que no habla de su programa de armas nucleares y ni siquiera admite su existencia, además de que tampoco ha firmado el Tratado de No Proliferación (TNP) nuclear, acusa a otros países, en particular a Irán, de poseer armas nucleares, una imputación infundada de acuerdo con Teherán.

CANAL

 

elespiadigital.com
La información más inteligente

RECOMENDACIONES