Portada - Últimas noticias

David Romero. La relación entre la Unión Europea (UE) y algunos de los laboratorios contratados como proveedores de vacunas contra el covid-19 comienza a tensarse. Bruselas no ha encajado bien los recientes anuncios de retrasos por parte de las compañías Pfizer y AstraZeneca con respecto al calendario inicial de entrega de dosis, y empieza a exigir a estas firmas soluciones inmediatas.

El pasado viernes 15 de enero el laboratorio estadounidense Pfizer avanzó que sus entregas se ralentizarán entre finales de este mes y principios del próximo, afectando a las remesas comprometidas con varios países, entre ellos los de la UE, que se verían mermadas en un 20 %.

Una semana después era la farmacéutica británica AstraZeneca la que anunciaba un problema de producción que provocaría una probable reducción de un 60 % (respecto a la cantidad pactada para el primer trimestre) en sus entregas al bloque europeo. Los 80 millones de dosis que se esperaban para finales de marzo se quedan en 31.

La paciencia empieza a escasear en Bruselas y el presidente del Consejo Europeo, Charles Michel, ya ha dicho al respecto que el club comunitario está dispuesto a "hacer que se respeten los contratos que han sido validados por las farmacéuticas".

Así lo aseguró este domingo en una entrevista en la emisora francesa Radio Europe1, en la que, si bien no detalló a qué medidas recurrirá la UE para presionar a las compañías biotecnológicas, sí recordó que las autoridades europeas ya han dado "el primer puñetazo en la mesa", consiguiendo que "los retrasos de varias semanas anunciados" se quedaran finalmente "en una reducción del ritmo de entrega".

La Comisión Europea (CE), por su parte, ha confirmado este lunes que está presionando a AstraZeneca para que "encuentre soluciones" a las incidencias que están provocando las demoras. En concreto, el Ejecutivo comunitario detalló que la presidenta de la CE, Ursula von der Leyen, habló telefónicamente con el CEO de la compañía británica, Pascal Soriot, para insistir en que la UE "espera que cumpla su contrato". A este respecto, la mandataria europea le habría recordado "que la UE adelantó dinero antes de la autorización precisamente para asegurarse que se cumplían los plazos de entrega".

La vacuna de AstraZeneca aún no ha sido validada por la Agencia Europea del Medicamento (EMA, por sus siglas en inglés). No obstante, se espera que el organismo dé el visto bueno a este antígeno el próximo 29 de enero.

En los Ejecutivos nacionales de los países miembros hay diferentes actitudes con respecto a estos retrasos en la distribución de vacunas. Mientras el primer ministro italiano, Giuseppe Conte, considera que suponen "una grave violación contractual", contra la que su Gobierno está dispuesto a emplear "todas las herramientas y a todas las iniciativas legales", su homólogo belga, Alexander De Croo, ha rechazado recurrir a los tribunales al considerar que poner en marcha litigios "no es la solución".

Un acercamiento europeo a la vacuna rusa Sputnik V

En medio de este accidentado contexto, la UE dirige su mirada hacia Rusia. A mediados de la pasada semana, en una rueda de prensa en la que se analizaba la evolución de la pandemia en Alemania, la canciller Angela Merkel afirmó haber ofrecido colaboración a Moscú en su proceso de obtener la validación de la vacuna Sputnik V por parte de la Agencia Europea del Medicamento.

Tras recordar que Rusia ya ha presentado la correspondiente solicitud, la mandataria alemana indicó que, en una reciente conversación telefónica con el presidente Vladimir Putin, ofreció a las autoridades sanitarias rusas el apoyo técnico del Instituto Paul Ehrlich (PEI), que tiene competencias federales en materia de vacunas y medicamentos biomédicos.

La mediación de esta entidad podría facilitar el proceso de validación de Sputnik V para los países miembros de la UE, ya que, según explicó la propia Merkel, algunos pasos y documentos requeridos por la EMA no se corresponden necesariamente con el procedimiento ruso.

La OMS advierte contra un reparto injusto y moralmente "catastrófico".

Mientras tanto, la Organización Mundial de la Salud (OMS) observa con preocupación un reparto mundial de vacunas que privilegia a las principales potencias económicas del mundo y da la espalda a los países pobres, contraviniendo incluso una lógica elemental expuesta hace una semana por el director general de la entidad, Tedros Adhanom Ghebreyesus: "No sería justo que adultos jóvenes y sanos en los países ricos se vacunen antes de que puedan hacerlo trabajadores sanitarios y personas mayores en los países más pobres", dijo.

"Habrá dosis para todos, pero ahora debemos actuar como una gran familia para dar prioridad a los que están en más riesgo", añadió al respecto Ghebreyesus, que alerta de que con el actual sistema de reparto basado en el mejor postor, el mundo "está al borde de un catastrófico fracaso moral". "El precio de ese fracaso se pagará con vidas y empleos en los países más pobres", precisó el dirigente de la OMS.

En su discurso, correspondiente a la sesión de apertura del Comité Ejecutivo de la organización, que dio inicio el pasado 19 de enero, Ghebreyesus recordó que las vacunas contra la pandemia de la gripe A, que eclosionó en 2009, no llegaron a los países en desarrollo hasta después de que terminara aquella crisis; o que los fármacos para portadores del virus VIH llegaron a las regiones más pobres del planeta hasta una década después que los países ricos dispusieran de ellos.

La OMS se refiere a estos episodios pasados como "errores que no han de repetirse".

"La reciente emergencia de variantes del coronavirus altamente contagiosas hace que el despliegue rápido y equitativo de las vacunas sea aún más importante", remarcó Ghebreyesus.

Hasta ahora, las cifras no reflejan el reparto equitativo que propugna la OMS. Mientras países latinoamericanos como Chile han estado recibiendo cargamentos semanales de vacunas ligeramente superiores a las 10.000 dosis, países de la UE como España han recibido, en fechas similares, entregas de hasta 350.000 viales.

Las muestras de consciencia solidaria en un panorama marcado por la urgencia y la competitividad entre países son escasas, pero no inexistentes: México anunció recientemente su intención de reducir el volumen de su demanda a Pfizer, para que la ONU dispusiera de más dosis para repartir en los países más pobres.

"Que nos bajen y luego nos repongan", dijo el presidente mexicano, Andrés Manuel López Obrador, destacando que su Ejecutivo actuaba de esa manera para "que no haya acaparamiento" de vacunas.

Israel y su rápida inmunización

En una especie de ejemplo perfecto de eso contra lo que advierte la OMS, Israel se encuentra en estos días vacunando ya a parte de su población más joven.

Las autoridades del país anunciaron que a partir del sábado ya se podían vacunar los ciudadanos nacidos antes de 2004, tras completar las fases anteriores de la campaña de vacunación, que incluyeron al personal sanitario, a las personas mayores y a los adultos que se hubieran presentado voluntariamente.

Israel, con casi el 42 % de su población inmunizada, lidera el ranking de los países más avanzados en sus planes de vacunación, muy por delante de Emiratos Árabes Unidos (que ya ha vacunado al 24 % de sus habitantes), el Reino Unido (10,2 %), España (2,5 %) Italia (2 %) o Francia (1 %), según datos de la web Our World in Data, vinculada a la Universidad de Oxford.

El primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, desveló a principios de enero que el contrato que su Ejecutivo firmó con Pfizer incluía la cesión de datos sanitarios de los vacunados a cambio de dar preferencia a Israel en el suministro de las vacunas y de mantener un flujo constante de entregas.

"Israel va a ser el primer país en emerger del coronavirus", dijo orgullosamente el mandatario, que participará el próximo 23 de marzo en las cuartas elecciones legislativas que su país celebra en menos de dos años.

Sin embargo, hay otro factor que parece estar detrás de la velocidad con la que Israel está obteniendo las dosis que necesita para su ambiciosa campaña de vacunación. Según reveló el diario The Times of Israel, el Ejecutivo de Netanyahu estaría pagando cada dosis de la vacuna de Pfizer a unos 19,5 euros, mientras la Unión Europea paga unos 12 euros por pinchazo, de acuerdo a los datos revelados por la ministra belga de Presupuestos, Eva De Bleeker, a mediados del pasado mes de diciembre.

Contratos aún secretos

El desencuentro por el incumplimiento de las fechas y las cantidades acordadas entre la UE y sus proveedores de vacunas tiene lugar, además, en medio de una polémica suscitada por la escasa transparencia en lo que respecta al texto de los contratos que vinculan a las partes.

Las presiones de la Eurocámara y de organizaciones civiles como la ONG Corporate Europe Observatory han hecho que la Defensora del Pueblo Europeo, Emily O’Reilly, abra una investigación y otorgue al Ejecutivo europeo un plazo, que finaliza el próximo 11 de febrero, para que responda a las solicitudes de hacer públicos todos los contratos firmados.

Hasta ahora la UE solo ha hecho pública una copia parcialmente censurada del contrato con la compañía CureVac: 67 páginas con abundante información tachada, que ha contribuido más a arreciar las críticas contra la opacidad de la UE en este ámbito que a apaciguarlas. Bruselas ha suscrito un total de seis acuerdos con otros tantos laboratorios productores de vacunas (Pfizer, AstraZeneca, Johnson & Johnson, Sanofi, Moderna y CureVac).

La Unión Europea acusa a AstraZeneca de revender sus vacunas a otros países

La Comisión Europea ha estallado contra la farmacéutica anglo sueca AstraZeneca y le ha amenazado con represalias judiciales por incumplimiento de contrato y con medidas que le impedirían exportar libremente las vacunas que produce en plantas que se encuentran en territorio europeo. La comisaria de Sanidad, la chipriota Stella Kiriakides, presidió una reunión de la junta de coordinación con los Estados miembros y con los representantes de la compañía en la que, por lo que se sabe, el ambiente fue más que tenso y la Comisión acusó a los laboratorios de haber enviado millones de dosis que tenía comprometidas con la UE a otro mercado, supuestamente el británico.

La vacuna de AstraZeneca, desarrollada junto a la universidad de Oxford, se encuentra actualmente en las etapas finales del proceso de aprobación con la Agencia Europea de Medicamentos, pero está siendo ya distribuida en el Reino Unido. El viernes, la compañía informó inesperadamente que va a reducir las entregas comprometidas por contrato con la Comisión Europea alegando problemas de producción. El sábado, la comisaria envió una carta a la farmacéutica pidiendo explicaciones y ayer por la mañana la presidenta de la Comisión Europea en persona, Ursula von der Leyen, les llamó por teléfono para hacer notar su enfado.

Planes inaceptables

Inmediatamente se convocó una reunión del comité de coordinación sobre vacunas, con representantes de los 27 países miembros y la propia compañía que duró varias horas y en la que las cosas tampoco fueron mejor. Kiriakides les dijo que los planes de la compañía «son inaceptables para la UE» porque «la Comisión ha prefinanciado el desarrollo y producción de la vacuna y quiere ver el retorno».

Es más, la comisaria ha lanzado implícitamente la acusación de que AstraZeneca habría vendido ya una parte del «stock» fabricado y destinado a la UE a otros clientes, aparentemente al Reino Unido, aprovechando que no ha recibido todavía la autorización para comercializarla en Europa, algo que se espera que suceda a fines de este mes de enero. «La Unión Europea quiere saber exactamente cuantas dosis han sido producidas por AstraZeneca hasta ahora, exactamente dónde y si se han entregado y a quién» dijo la comisaria de Sanidad después de esta reunión en la que la respuesta de la empresa a sus preguntas «no ha sido satisfactoria» e insiste en que quiere que «las dosis pactadas en el contrato y prefinanciadas se entreguen lo antes posible y que nuestro contrato se cumpla plenamente».

Es más, Kiriakides también ha propuesto a los gobiernos de los países miembros que se cree un mecanismo de transparencia de las exportaciones de vacunas lo antes posible. AstraZeneka tiene al menos una planta operativa en Bélgica por lo que se supone que esas dosis que la Comisión esperaba para las próximas semanas han salido de allí para los mercados donde ya pueden ser comercializadas, esencialmente el Reino Unido y tal vez Israel.

Teniendo en cuenta lo que ha sucedido, Kiriakides quiere que «en el futuro, todas las empresas que produzcan vacunas contra Covid-19 en la UE deberán proporcionar una notificación anticipada siempre que deseen exportar vacunas a terceros países» se supone para evaluar si eso contradice los acuerdos firmados con la Comisión y solo se podría eludir este control en caso de transferencias humanitarias a países que no pueden pagarlas.

En todo caso, ayer tarde se convocó una nueva reunión con la compañía que se ha prolongado hasta bien entrada la noche para tratar de aclarar qué ha sucedido pero la comisaria también advirtió que «la Comisión tomará todas las medidas necesarias para proteger a sus ciudadanos y sus derechos», lo que da a entender que incluye medidas judiciales. La Unión Europea ha invertido hasta ahora más de 2.700 millones de euros en ayudas a los laboratorios farmacéuticos que tenían proyectos prometedores para fabricar vacunas, de modo que pudieran desarrollarlas más rápidamente

Los laboratorios Pfizer también han comunicado una reducción temporal en sus niveles de producción pero la Comisión ha aceptado las explicaciones según las cuales se trata de un pequeño paréntesis en su planta belga, para poder aumentar su producción después. La posición de AstraZeneca parece haber tocado sin embargo una fibra muy sensible en estos momentos, si son ciertas las tesis de que ha enviado al Reino Unido las dosis que ha producido también en Bélgica, porque coincide con una situación en la que el Gobierno británico puede usar esta coyuntura para decir que las cosas le van mejor desde que ha salido de la UE. Teniendo en cuenta la perplejidad de una parte de la opinión pública europea ante el retraso de las campañas de vacunación en la UE, puede tratarse de una cuestión extremadamente sensible.

Retirada de patente

En el Parlamento Europeo varios eurodiputados le han sugerido a la Comisión que utilice la «bomba atómica» de la regulación sobre medicamentos y retire forzosamente las patentes a los laboratorios para que las vacunas puedan ser fabricadas masivamente por todas las empresas que dispongan de tecnología para ello, pero por ahora la respuesta del Ejecutivo comunitario ha sido que una decisión así eliminaría el incentivo para los laboratorios que están desarrollando actualmente distintos tipos de vacuna.

Por su parte, la ministra española de Asuntos Exteriores, ante la posibilidad de que Bruselas decidiera emprender acciones legales contra AstraZeneca, «el Gobierno apoyará a la Comisión en lo que decida».

Consejero de Sanidad: Italia necesita Sputnik V para luchar contra nuevas cepas del COVID-19

ROMA (Sputnik) — El consejero de Sanidad de la región italiana de Lacio, Alessio D’Amato, opinó que su país debería recurrir a la vacuna rusa Sputnik V y otras similares, a fin de evitar la propagación de nuevas variedades del coronavirus, en una entrevista al diario La Repubblica.

"No es un problema de geopolítica, es una carrera contra las mutaciones", afirmó D’Amato.

Según el consejero, la Agencia Europea de Medicamentos (EMA, por sus siglas en inglés) "debe espabilarse, desburocratizarse y ser más rápida (…) Creo que no es posible que en Inglaterra ya usen la vacuna de AstraZeneca desde hace un mes. La EMA nos tiene que decir sí o no, no puede tergiversar. Lo mismo vale para la Sputnik".

Además, el país debería invertir más en su propia vacuna, en la que está trabajando la empresa ReiThera, ya que este fármaco "permitiría a Italia programar su campaña de vacunación sin depender de nadie".

"Estamos verificando la duración de la inmunidad después de la vacunación, pero ya se dice que el fármaco anti-COVID se aplicará una vez al año, como el que se usa contra la gripe. Por eso tenemos que ser independientes", destacó D’Amato.

Durante la semana pasada Italia se enfrentó con retrasos en la distribución de la vacuna Pfizer, la única disponible en el país mediterráneo hasta el momento.

Las autoridades italianas valoran la opción de presentar un recurso contra la empresa farmacéutica por no respetar los acuerdos firmados.

La OMS publica restricciones sobre la vacuna de Moderna

La Organización Mundial de la Salud (OMS) publicó restricciones sobre la vacuna de Moderna, se dice en el documento.

El equipo de asesoramiento estratégico (SAGE, por sus siglas en inglés ), que encabeza el mexicano Alejandro Cravioto, recomendó que se aplique las dos dosis de la vacuna de Moderna con un intervalo de 28 días.

Los expertos de la OMS no descartan reacciones alérgicas a la vacuna Moderna, por lo que recomiendan que la vacunación sea en condiciones en las que se pueda prevenir el shock anafiláctico.

Asimismo, el documento revela que la OMS no recomienda administrar la vacuna Moderna a embarazadas, pero aclara que no representa una amenaza durante la lactancia.

Además, se recomienda la vacunación independientemente del historial de infección por SARS-CoV-2 sintomática o asintomática. Según se informa, una persona puede volver a infectarse seis meses después de la infección inicial. Por lo tanto, aquellos que hayan estado enfermos recientemente con COVID-19 pueden posponer la vacunación durante medio año.

El grupo integrado por 15 expertos estaba reunido desde el 21 de enero para abordar los datos preliminares de la fase III del ensayo clínico de la inoculación basada en el ARN mensajero, la misma tecnología que usa la otra farmacéutica estadounidense Pfizer.

La sustancia aún no ha sido incluida en la lista de medicamentos permitidos por la OMS para uso de emergencia.

Por su parte, la directora del departamento de inmunización de la OMS, Kate O'Brien, declaró que no existe fundamento para suponer que las vacunas desarrolladas a partir del ácido ribonucleico (ARN), tales como Pfizer y Moderna, presenten peligro para las embarazadas, y al mismo tiempo reconoció que todavía no se han reunido datos suficientes de eso.

"En cuanto a Pfizer y Moderna basadas en el ARN, estas vacunas no modifican nada en el ADN del ser humano. Creo que hubo bastante incomprensión en esta materia. No hay fundamento para suponer que podrían resultar dañinas para el embarazo", señaló.

La funcionaria al mismo tiempo reveló que todavía no se han reunido datos suficientes para hacer declaraciones categóricas sobre el impacto de las vacunas en el embarazo y las embarazadas.

Moderna publicó por primera vez los resultados de la investigación sobre la vacuna contra el coronavirus el pasado 16 de noviembre.

Los índices alcanzados en la tercera fase del ensayo del fármaco contra el COVID-19 mostraron una efectividad del 94,5%.

Los expertos advirtieron que los datos de la efectividad que presentó Moderna no son muy convincentes si la dosis se disminuye a la mitad.

Vacunación de viajeros internacionales

Los expertos de la OMS también no recomiendan por ahora vacunar de forma prioritaria a los viajeros internacionales, según un comunicado del grupo.

"En el período actual de una oferta de vacunas bastante limitada, dar preferencia de vacunación a personas que realizan viajes internacionales iría en contra del principio de equidad", dice el texto.

Añade que "ante ello, así como ante la falta de datos de que la vacunación disminuya el riesgo de transmisión de la infección, ahora la OMS no recomienda vacunas contra el COVID-19 para las personas que realizan viajes internacionales, a excepción de los casos en los que se pertenece a un grupo de alto riesgo".

El documento indica que a medida de que aumente el número de vacunas accesibles, las recomendaciones serán revisadas.

Sputnik V será registrado en más de 25 países en las próximas dos semanas, anuncia el Fondo Ruso de Inversión Directa

El fármaco ruso contra el covid-19, Sputnik V, pronto será registrado en más de 25 países, aseguró este martes Kiril Dmítriev, director del Fondo Ruso de Inversión Directa (RDIF, por sus siglas en inglés).

"Nuestra vacuna Sputnik V actualmente está registrada en 14 países y durante las próximas dos semanas se registrará en más de 25 países", aseguró Dmítriev durante un discurso en el Foro Económico Mundial en Davos, que se celebra esta semana de forma virtual.

Al comentar este tema, el analista internacional José Antonio Egido calificó como "un fraude" que la famracéutica británica AstraZeneca no cumpla el contrato firmado con la Unión Europea y reduzca las remesas pactadas.

La tercera vacuna rusa contra el covid-19 comenzará a ser distribuida en febrero

La tercera vacuna rusa contra el covid-19, desarrollada por el Centro Científico Federal M.P. Chumakov de Investigaciones y Desarrollo, comenzará a ser distribuida en Rusia en febrero, ha anunciado este martes el primer ministro Mijaíl Mishustin.

"El Ministerio de Salud ha recibido documentos para el registro de una vacuna más, del Centro Chumakov. Se trata del tercer fármaco [contra el covid-19] desarrollado por nuestros científicos", ha recordado Mishustin.

El primer ministro ha señalado que "el mes que viene esta vacuna también entrará en circulación". "Esto permitirá ampliar la escala de la vacunación y hacerla más accesible, lo que significa que más personas serán protegidas del coronavirus".

Sin nombre todavía, la tercera vacuna rusa contra el SARS-Cov-2 es la vacuna más tradicional de las tres rusas, puesto que utiliza viriones íntegros pero inactivados del patógeno en cuestión, una tecnología que ha sido exitosamente utilizada durante los casi 300 años que la humanidad ha luchado contra las enfermedades infecciosas por medio de las vacunas. El fármaco superó ya sus dos primeras etapas de pruebas en voluntarios.

La producción en serie de la segunda vacuna rusa

La producción en serie de la segunda vacuna contra el covid-19 EpiVacCorona, desarrollada por centro científico ruso de virología y biotecnología Véktor, comenzará en febrero, agregó Mishustin. Para su lanzamiento se han asignado 2.000 millones de rublos (casi 26,5 millones de dólares) del presupuesto, precisó.

"Actualmente la vacunación masiva [contra el covid-19] se realiza principalmente con Sputnik V, el próximo mes pasaremos a una producción a gran escala de la vacuna EpiVacCorona", señaló el primer ministro durante una reunión del consejo coordinador del Gobierno ruso, responsable de la lucha contra el covid-19 en el país.

Según los resultados de los ensayos clínicos, anunciados por el Servicio federal para la supervisión de la protección de los derechos del consumidor y el bienestar humano de Rusia (Rospotrebnadzor), la eficacia de la vacuna EpiVacCorona es del 100%.

La revista Science constata el éxito de la plitidepsina de PharmaMar frente al COVID

BARCELONA (Sputnik) — La revista científica Science constató en un artículo publicado el éxito del fármaco de plitidepsina desarrollado por la empresa española PharmaMar para tratar la enfermedad del COVID-19.

"Nuestros resultados indican que la plitidepsina es un prometedor candidato terapéutico para el COVID-19", apuntan las conclusiones de un estudio liderado por científicos de Nueva York, San Francisco y París.

Se trata del fármaco Aplidin, desarrollado por la farmacéutica española con el objetivo de tratar un tipo de cáncer, el mieloma múltiple, que hasta ahora se había comercializado en Australia.

La compañía con sede en España decidió impulsar los ensayos clínicos de su producto contra el SARS-CoV-2 poco después del inicio de la pandemia.

Según informó PharmaMar en un comunicado, las pruebas realizadas en animales demostraron que la plitidepsina tiene una mayor potencia antiviral que otros fármacos empleados contra el coronavirus.

Los investigadores compararon sus efectos con los del remdesivir en dos modelos de ratones infectados por el virus, y los resultados constataron "una disminución del 99% de las cargas virales en el pulmón de los animales tratados con plitidepsina".

El estudio difundido por Science concluye que la plitidepsina de PharmaMar actúa bloqueando la proteína eEF1A, presente en las células humanas, que es utilizada por el SARS-CoV-2 para reproducirse e infectar a otras células.

"Creemos que nuestros datos y los resultados positivos iniciales del ensayo clínico de PharmaMar sugieren que la plitidepsina debería considerarse seriamente para ampliar los ensayos clínicos para el tratamiento de COVID-19", apuntan los científicos.

En la investigación impulsada por la empresa española participaron los laboratorios del Hospital Monte Sinaí (Nueva York), la Universidad de California (San Francisco) y el Instituto Pasteur (París).

El antiviral español eficaz contra cualquier mutación del coronavirus

Conseguir parar la infección del SARS-CoV-2 antes de que muestre cualquiera de las caras de la enfermedad, Covid-19, se ha convertido en un objetivo de la Medicina desde el principio. Ahora, en el nuevo repunte mundial, en la tercera, se necesitan antivirales que demuestren que 'pueden acabar' con el virus. Uno de los fármacos que ha mostrado valer para ello es la plitidepsina. Un reciente estudio publicado en Science considera que tiene una potente eficacia preclínica gracias a la inhibición de un factor de huésped eEF1A.

El trabajo lo firman Adolfo García-Sastre, virólogo y codirector del Instituto de Salud Global en el Centro Mount Sinai de Nueva York, y Nevan Krogan, biólogo molecular canadiense y profesor en el Departamento de Farmacología Celular y Molecular de la Universidad de California en San Francisco. Aunque se avanza que se trata de unas pruebas de laboratorios en roedores, la novedad estriba en que el fármaco de la empresa española Pharmamar posee una actividad antiviral más de 27 veces superior a otro antiviral, remdesivir, ya aprobado para su uso en la práctica clínica.

Desde este supuesto, se demuestra que plitidepsina es un candidato terapéutico prometedor para combatir el Covid-19, tras observar en los modelos murinos que la replicación viral en los pulmones del animal se había reducido con la administración de determinadas dosis del fármaco. El secreto está en la diana de la proteína eEF1A. El virus la emplea en su proceso de réplica y el compuesto actúa contra la misma. Según los investigadores, esta proteína no cambia en las mutaciones que se producen en el virus, lo que permite el bloqueo del patógeno sufra los cambios que sufra. En el trabajo publicado, se expone la superioridad en laboratorio al antiviral remdesivir.

Los investigadores explican que la actual pandemia de SARS-CoV-2 urge de terapias antivirales que puedan trasladarse a la clínica en meses en lugar de años. "Esto nos llevó a seleccionar medicamentos aprobados clínicamente con biodisponibilidad, farmacocinética y perfiles de seguridad establecidos [es el caso de aplidin que se emplea en Oncología]. Nuestro estudio anterior del interactoma SARS-CoV-2 nos llevó a eEF1A como un objetivo farmacológico con el potencial de una potente inhibición del SARS-CoV-2 in vitro. Se ha descrito anteriormente que el eEF1A es un factor importante del huésped para la replicación de muchos patógenos virales, incluidos el virus de la influenza y el RSV".

Además, concluyen que "este estudio establece que la plitidepsina es un agente anti-SARS-CoV-2 dirigido al huésped con eficacia in vivo. Creemos que nuestros datos y los resultados positivos iniciales del ensayo clínico de PharmaMar sugieren que la plitidepsina debe considerarse seriamente para ensayos clínicos ampliados para el tratamiento de COVID-19".

Por ello, en este sentido, José María Fernández Sousa, presidente de Pharmamar, afirma que "Este trabajo confirma tanto la potente actividad como el alto índice terapéutico de plitidepsina y que, por su especial mecanismo de acción, inhibe el SARS-CoV-2 independientemente de cuál sea su mutación en su proteína "S" (cepas británica, sudafricana, brasileña o las nuevas variantes que han salido recientemente en Dinamarca). Estamos trabajando con agencias del medicamento para empezar el ensayo de fase III que se va a hacer en varios países".

ANTECEDENTES

Ya el pasado 13 de marzo, el laboratorio anunció resultados de los estudios 'in vitro' de plitidepsina en el coronavirus humano HCoV-229E, con un mecanismo de multiplicación y propagación muy similar al SARS-CoV-2, ya que ambos utilizan la proteína eEF1A para su reproducción. Los estudios se han llevado a cabo en el Centro Nacional de Biotecnología del Centro Superior de Investigaciones Científicas (CNB-CSIC).

Además, PharmaMar también tiene el ensayo clínico 'APLICOV-PC' con 'Aplidin' (plitidepsina) para el tratamiento de pacientes con Covid-19, contando con la autorización de la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (AEMPS), dependiente del Ministerio de Sanidad. Se trata de un estudio multicéntrico, aleatorizado, paralelo, abierto, para evaluar el perfil de seguridad y la eficacia de tres dosis de plitidepsina en pacientes con Covid-19 que precisen ingreso hospitalario.

El mundo podría enfrentarse a más "cisnes negros" como inflación acelerada y una nueva pandemia, dice el jefe del Fondo de Inversión Directa de Rusia

El mundo podría enfrentarse en el futuro a más "cisnes negros", como la inflación acelerada y una nueva pandemia, afirmó Kirill Dmítriev, director ejecutivo del Fondo de Inversión Directa de Rusia (RDIF), durante una sesión del Foro Económico Mundial de Davos, que se celebra esta semana en línea.

"Cuando leí el libro de Nassim Taleb 'El cisne negro', por supuesto que le presté atención, pero no esperaba que apareciera una bandada de 'cisnes negros', incluso se podría decir que una nube, que ha estado volando por todo el mundo durante los últimos 12 meses", declaró el financista e inversor ruso, recoge RIA Novosti. "Esperamos que aparezcan nuevas bandadas de 'cisnes negros'", predijo.

Según explicó Dmítriev, la inflación "seguirá inevitablemente a la impresión de dinero en todo el mundo". "Obviamente, es posible otra pandemia. Será muy importante cómo trabajaremos en este tema, aquí se trata de una cuestión de proteger el medio ambiente", agregó.

Además, el jefe del RDIF señaló que el terrorismo es una amenaza para la paz. Subrayó que el mundo necesita sostenibilidad a nivel global, mientras que la fragmentación y el partidismo político son obstáculos para ello y deben superarse mediante la cooperación internacional.

La OMS advierte que el covid-19 podría convertirse en una enfermedad endémica

Michael Ryan, director ejecutivo del Programa de Emergencias Sanitarias de la Organización Mundial de la Salud, señaló este lunes durante una sesión informativa que el covid-19 podría convertirse en una enfermedad endémica, es decir, un padecimiento que por largo tiempo afecte constantemente a las poblaciones humanas.

"Siempre existe el riesgo de que esta o aquella enfermedad se vuelva endémica", apuntó Ryan, para explicar que actualmente hay una serie de factores que dificultan la erradicación del covid-19, entre los que destacó su presencia "en casi todos los países del mundo", así como la imposibilidad de "implementar medidas integrales a largo plazo para contener y controlar la enfermedad".

Asimismo, advirtió que la disponibilidad de la vacuna contra el SARS-CoV-2 en un futuro cercano "no será suficiente para detener la transmisión [del virus]", por lo que se estima que continúe extendiéndose.

Del mismo modo, recordó que en la historia de la humanidad solo se ha logrado erradicar una enfermedad, la viruela, motivo por el cual "la disponibilidad de la vacuna y la voluntad de erradicar" al coronavirus "no garantizan el éxito".

Sin embargo, aseguró que gracias a la efectividad de las vacunas desarrolladas hasta el momento, es posible reducir la tasa de mortalidad, así como el impacto que la enfermedad puede causar en la sociedad, especialmente entre los grupos más vulnerables.

De acuerdo a los datos ofrecidos por la Universidad Johns Hopkins, desde el inicio de la pandemia se han registrado a nivel mundial más de 99,6 millones de contagios por SARS-CoV-2, así como un número de fallecimientos superior a los 2,1 millones por tal causa.

Científicos rusos fotografían por primera vez la cepa británica del coronavirus

 

Especialistas del centro científico ruso de virología y biotecnología Véktor tomaron por primera vez una foto de la nueva variante de coronavirus identificada el mes pasado en el Reino Unido, según ha anunciado el Servicio federal para la supervisión de la protección de los derechos del consumidor y el bienestar humano de Rusia (Rospotrebnadzor)

"La fotografía del virus bajo el microscopio fue obtenida en el marco del estudio continuo de las características de esta variante del nuevo coronavirus, incluidas sus particularidades estructurales y manifestaciones en culturas celulares y modelos experimentales con el uso de animales de laboratorio", reza la publicación.

Desde Véktor, cuya vacuna contra el coronavirus, EpiVacCorona, fue registrada a mediados de octubre, señalaron que las mutaciones típicas para la cepa 'británica' no afectan a la eficacia del fármaco.

La semana pasada, Rospotrebnadzor informó que la eficacia de la vacuna EpiVacCorona es del 100%. Previamente, a finales de noviembre, Véktor anunció que su vacuna garantiza la inmunidad frente al coronavirus un mes después de la primera inyección.

Asimismo, señaló que la inoculación de la EpiVacCorona en pacientes que padecen de formas asintomáticas de covid-19 no acarrea riesgos para la salud. Desde la institución aseguran que la inyección podría ser beneficiosa para algunos de este tipo pacientes, así como también inútil para otros, pero en ningún caso perjudicial.

Análisis: La Unión Europea y AstraZeneca: la guerra por las vacunas

Héctor Miranda Pérez

MOSCÚ (Sputnik) — La producción de vacunas contra el COVID-19 parecía ir muy bien en Europa, pero los incumplimientos de AstraZeneca alertaron a la Comisión Europea, que impuso a todas las farmacéuticas un férreo control sobre sus exportaciones, algo así como que pagarán justos por pecadores.

A finales de la semana anterior AstraZeneca adelantó que no podía cumplir con el calendario establecido para la entrega de las vacunas, y la Unión Europea, que destinó 2.700 millones de euros para el desarrollo de las mismas, sospecha que alguna irregularidad hay detrás de las producciones y decidió establecer nuevos y rigurosos controles para la venta allende las fronteras de los países miembros.

Según medios de prensa, el incumplimiento del referido laboratorio podría tener como trasfondo la venta a otros países, a los cuales les estarían dando prioridad porque pagarían por dosis un precio superior al que abona Europa, que solo llega a 1.78 euros por unidad.

Las nuevas obligaciones

La comisaria de Salud de la UE, la chipriota Stella Kyriakides, dejó claro en una reunión del consejo de dirección de la Comisión encargada de la estrategia europea para las vacunas con representantes de AstraZeneca, que "en el futuro, todas las compañías que produzcan vacunas contra el COVID-19 en la UE tendrán la obligación de proporcionar una notificación previa cuando deseen exportar a terceros países".

Y si las palabras de Kyriakides no fueron suficientemente claras, la Comisión propuso la creación de un mecanismo de transparencia para las exportaciones, lo cual representará una camisa de fuerza para los productores, que no tendrán otra opción que someterse al escrutinio de la Unión Europea antes de vender su producción más allá de las fronteras de la UE.

La comisaria de Salud no está sola en esta cruzada contra AstraZeneca, porque la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, también hizo su parte y llamó al delegado de la productora, Pascal Soriot, para recordarle que debe cumplir con las entregas en el tiempo establecido, sobre todo porque la UE les había adelantado mucho dinero para asegurarlo.

Alemania a favor de los controles

El Gobierno alemán fue uno de los primeros en respaldar las restricciones a las exportaciones de vacunas, impuesta por la UE a aquellas producciones que se realizan en territorio común.

"La limitación a las exportaciones es una medida razonable", indicó el ministro de Sanidad germano, Jens Spahn, en declaraciones a los medios este martes 26 de enero.

A los incumplimientos de AstraZeneca se suma la reducción de las entregas por parte de la compañía estadounidense Pfizer, que usó como justificante las obras de construcción en su planta en Bélgica.

Todos estos atrasos conspiran contra los planes de inmunización de los países de la Unión Europea, muchos de los cuales están entre el grupo con más casos de contagios y muertes en el mundo, como España, Francia o Italia, por solo mencionar tres.

Y también constituyen la causa de las molestias de la comisaria Kyriakides, quien recordó que "la UE ha prefinanciado el desarrollo de la vacuna y la producción y quiere ver los beneficios", razón por la cual quiere detalles pormenorizados de las producciones de AstraZeneca.

Es necesario "saber exactamente qué dosis ha producido hasta ahora AstraZeneca, y dónde, y a quién se han entregado, si es que se han entregado", comentó Kyriakides, quien no olvida que la CE llegó a un acuerdo para adquirir 400 millones de dosis de la vacuna, la cual podría tener su autorización comercial para finales de la presente semana, y luego de que consiguieran el permiso las de Pfizer y Moderna.

La OMS por un reparto equitativo

Mientras, la OMS insiste en un reparto equitativo de las vacunas y advierte que de no hacerse así los países más pobres lo pagarían con vidas, lo cual constituiría un fracaso moral catastrófico.

La semana anterior, Tedros Adhanom Gebreyesus, el director de la Organización Mundial de la Salud, condenó la actitud de algunos países ricos y de algunas compañías y denunció que, a pesar de que defienden el acceso equitativo, le dan prioridad a los acuerdos bilaterales, en lugar de integrarse al COVAX, una iniciativa de la OMS para garantizar que personas de cualquier nación o clase social pueda inmunizarse.

"Esto está mal. La situación se ve agravada por el hecho de que la mayoría de los fabricantes han priorizado la aprobación regulatoria en los países ricos donde las ganancias son más altas, en lugar de presentar expedientes completos a la Organización Mundial de la Salud. Esto podría retrasar las entregas de COVAX y crear exactamente el escenario que fue diseñado para evitar, con el acaparamiento, un mercado caótico, una respuesta descoordinada y una disrupción social y económica continua", comentó el titular de la OMS.

Según sus consideraciones, este accionar solo pone en riesgo a los más pobres y a los más vulnerables, en tanto Occidente prioriza aquello de "yo primero", algo a lo que puede estar ayudando la UE con los controles a la exportación de vacunas producidas en su territorio.

Lo cierto, las vacunas contra el coronavirus están y estarán en los próximos años entre los productos de mayor demanda del mundo y asegurarse su producción y sus mercados puede deparar pingues ganancias, y tal vez sea esa la razón por lo cual AstraZeneca quiere escapar a los controles de la UE, el mismo motivo por el que la UE quiere recibir la mercancía por la cual adelantó una suma cercana a los 400 millones de euros.