Libros Recomendados

Portada - Últimas noticias

Estados Unidos está viviendo uno de los tiempos más impredecibles y potencialmente volátiles, señaló en declaraciones a Sputnik el exoficial del Ejército estadounidense y analista político Scott Bennett, quien aseguró también que las elecciones del presidente estadounidense están lejos de haber terminado.

"Estamos viviendo uno de los tiempos más impredecibles y potencialmente volátiles de la historia estadounidense. Las elecciones del presidente de EEUU están lejos de haber terminado y pueden estar sujetas a meses de disputas legales, acciones del Congreso y potenciales acciones militares para mantener la ley y el orden", advirtió el analista en una entrevista con la agencia.

Según Scott Bennett, uno de los pronósticos para el futuro próximo de Estados Unidos es que el candidato demócrata Joe Biden será retirado del puesto presidencial.

"Muchas de las predicciones sobre lo que viene en la política estadounidense, además de una guerra civil, la ruptura nacional del federalismo y el descenso al regionalismo y las repúblicas independientes, es que Joe Biden terminará siendo removido como presidente y reemplazado por otra persona", declaró el analista.

Aunque muchos especularon que la candidata a vicepresidenta, Kamala Harris, podría ocupar el puesto presidencial, Bennett comentó que "no se considera apta para la presidencia de EEUU porque sus padres no eran ciudadanos estadounidenses como lo exige la Constitución".

El analista observó, al mismo tiempo, que si Joe Biden resulta finalmente elegido, tendrá el poder de emitir órdenes ejecutivas y gestionar las operaciones militares.

"Y esto podría muy posiblemente conducir no solo a un estado policial estadounidense, sino a un nuevo monstruo de terror mundial en el que Estados Unidos trate una vez más de asumir el papel de policía mundial".

Los elegidos para el gabinete Biden, mientras tanto, son en su mayoría exfuncionarios de la Administración Obama y figuras del establishment demócrata.

"El nombramiento de exfuncionarios de Obama en puestos de la Administración Biden es un intento de continuar la agenda de Obama y expandir el caos y la histeria socioambiental radical que definió a  EEUU en esos días", señaló Bennett.

Sin embargo, "el radicalismo de la extrema izquierda no es nada apetecible para la mayoría de los ciudadanos estadounidenses y puede dar lugar a un paro inmediato de todas las victorias electorales de los demócratas y fomentar la derrota en los futuros ciclos electorales", opinó el experto.

Por otro lado, el analista observó que las posibles manipulaciones electorales generan una opinión en la sociedad estadounidenses de que "solo una guerra civil puede garantizar la limpieza y el restablecimiento del sistema de votación".

"Y si esto no ocurre, los demócratas solo aumentarán su corrupción y sus sistemas de control del poder y garantizarán que en el futuro no haya elecciones honestas en Estados Unidos, sino solo una larga línea de oligarquía bajo grandes empresas de tecnología como Facebook, Twitter, YouTube y Google, y los izquierdistas a los que apoyan".

Para Bennett, es obvio que "hay mucho engaño y manipulación" orquestados por varias partes.

"Una de esas partes interesadas son los contratistas de defensa nacional como el fabricante de armas Lockheed Martin (…) y muchos otros que ganan dinero con la guerra, las armas y el cambio de régimen gubernamental y las finanzas internacionales".

Hubo informes de que Jeh Johnson, exsecretario de seguridad nacional de la Administración Obama que actualmente está en la junta directiva de Lockheed, podría convertirse en director de la CIA.

"Si Jeh Johnson es nombrado por Biden, lo más probable es que aumenten las guerras internacionales, ataques de drones y cambios de regímenes en Oriente Medio, Europa del Este y Rusia, que deberían ser tratados como crímenes de guerra", comentó el analista político.

Trump ve posible implicación del FBI y del Departamento de Justicia en fraude electoral

WASHINGTON (Sputnik) — El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, volvió a catalogar de fraudulentas a las elecciones pasadas en su país y admitió que los funcionarios del FBI y del Departamento de Justicia podrían estar involucrados en las violaciones.

"Un fraude total. No sé bien sobre el FBI y el Departamento de Justicia, puede que estén involucrados. ¿Cómo lograron salirse con la suya?", dijo Trump en una entrevista con Fox News.

El mandatario destacó que "todo el mundo está mirando y nadie puede creer lo que sucedió", ya que, en su opinión, los comicios fueron amañados.

Según el presidente del país norteamericano, de una victoria con gran ventaja en la noche de las elecciones, su situación pasó a convertirse en un fracaso con una pequeña diferencia de votos.

Trump señaló que el FBI está haciendo un buen trabajo, pero en una situación tan importante como lo son las elecciones en EEUU, ellos permanecieron inactivos.

"¿Dónde están? No veo a nadie, ellos solo están avanzando hacia el próximo presidente", denunció.

El líder estadounidense indicó que "con todo el fraude que hubo", nadie vino a verme a decir que el FBI estaba investigando la situación.

Anteriormente, la administración del presidente Donald Trump dio luz verde al procedimiento de transferencia de poder, que implica realizar consultas entre los funcionarios federales en funciones y los integrantes del equipo de Joe Biden.

Al mismo tiempo, Trump no reconoce la derrota y disputa los resultados de las elecciones en los tribunales. La toma de posesión del próximo presidente está prevista para el 20 de enero.

CANAL

 

elespiadigital.com
La información más inteligente

RECOMENDACIONES