Libros Recomendados

Portada - Últimas noticias

España prevé iniciar en 2021 una nueva misión internacional con la OTAN. Será en Rumanía a cuya base aérea Mihail Kogalniceanu -cerca de la ciudad de Constanza- se desplazará del 1 de febrero al 30 de marzo un contingente del Ejército del Aire con seis aviones Eurofighter y 130 efectivos, según avanzan a ABC fuentes militares.

En concreto, este destacamento aéreo pertenece al Ala 11 del Ejército del Aire, con base en Morón de la Frontera (Sevilla). Un equipo militar español ya visitó la base rumana para inspeccionar las instalaciones que han sido modernizadas en los últimos tres años. «Tan solo faltan unos detalles técnicos de la base para que el despliegue se pueda hacer realidad al cien por cien. Para solventar esos impedimentos se espera contar con el apoyo de la OTAN o Rumanía», explican las mismas fuentes.

La geografía de la misión -Rumanía y el entorno del Mar Negro- es novedosa para el Ejército del Aire aunque el cometido es conocido: vigilar el espacio aéreo de un país aliado que sufre, como en el caso de Estonia, Letonia y Lituania en el mar Báltico, incursiones de aviones de la Fuerza Aérea de Rusia.

Se trata de la denominada Policía Aérea de la OTAN, un concepto inicialmente desarrollado por la Alianza en 2004 para defender el espacio aéreo de los países bálticos que se adhirieron a la Alianza Atlántica y adoptado en 2008 en Islandia, país que tampoco tiene fuerza aérea.

Tras la guerra de Ucrania y la anexión ilegal de Crimea por parte rusa (2014), este mecanismo de disuasión y defensa aérea fue desarrollado en Rumanía y Bulgaria, países que cuentan con una vetusta fuerza aérea formada por aviones MiG-21 de la época soviética aunque modernizados por Israel, F-16 de segunda mano comprados a Portugal o MiG-29 también soviéticos. La zona del mar Negro ha vivido durante los últimos siete años una escalada de tensión, con mayor presencia marítima de los países de la OTAN, ejercicios navales de Rusia, con la base de Sebastopol como referencia.

¿Y en qué consisten concretamente las misiones? «Básicamente acudir a la identificación de aeronaves sospechosas, que no tengan un plan de vuelo o que no respondan a los mecanismos de identificación internacionales y que puedan invadir o invadan de hecho el espacio aéreo del país en cuestión», explica una fuente militar partícipe de estas misiones.

Estas operaciones en el flanco sureste de la OTAN son monitorizadas desde el Centro Combinado de Operaciones Aéreas de Torrejón de Ardoz (Madrid) y cuentan con la supervisión del Cuartel General del Componente Aéreo de la OTAN (Rammstein, Alemania). Una «maquinaria» de decisión perfectamente engrasada antes de dar la orden de despegue a los pilotos que se encuentran de guardia en la base rumana, en este nuevo caso español.

Respuesta en 7-10 minutos

En cuestión de 7-10 minutos los cazas salen al encuentro de los aviones desconocidos una vez que reciben la señal de alerta («Quick Reaction Alert»).

Aproximadamente los aviones de la OTAN salen al encuentro de 300 aviones rusos cada año en el Báltico, Atlántico, Mediterráneo o mar Negro, según un portavoz de la OTAN. Cifras similares a las de 2018 y 2019.

Esta misión de policía aérea con la OTAN no será la única que desarrolle España en 2021. Según confirman las mismas fuentes militares españoles, del 1 de mayo al 31 de agosto, otros seis cazas Eurofighter y 130 efectivos, del Ala 14 de Albacete, desplegarán en la base de de Šiauliai (Lituania).

Será el séptimo año consecutivo en el que acuden aviones de combate españoles al báltico con la OTAN: Estonia (2015, 2017) y Lituania (2016, 2018, 2019 y 2020).

La OTAN establecerá otro centro espacial por temor a China y Rusia

La OTAN planea abrir un nuevo centro espacial en Ramstein, Alemania, para monitorizar satélites ante posibles amenazas de Rusia y China.

El secretario general de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN), Jens Stoltenberg, dijo el martes que podría esta semana crearse un nuevo centro espacial en la base aérea estadounidense de Ramstein, cercana a la frontera con Francia y situada en la región de Renania-Palatinado, en el centro-oeste del país. “Esto será un punto focal para garantizar el apoyo espacial a las operaciones de la OTAN, compartiendo información y coordinando nuestras actividades”, subrayó.

El ex primer ministro noruego detalló que las comunicaciones por satélite “rápidas, eficaces y seguras” son esenciales para que las tropas de la OTAN puedan “recoger información de inteligencia, comunicarse y detectar lanzamientos de misiles”.

“El espacio se está convirtiendo en un entorno más concurrido y competitivo con cientos de nuevos satélites añadidos cada año (...) Debemos aumentar nuestra comprensión de los desafíos en el espacio y nuestra capacidad de abordarlos”, remarcó el jefe de la OTAN.

Dicho eso, advirtió de que “algunos países, incluidos China y Rusia, están desarrollando sistemas que pueden inutilizar, desactivar e incluso derribar satélites”.

A pesar de que los líderes de la Alianza declararon en diciembre que el espacio será su “quinto dominio” de operación, después de la tierra, el mar, el aire y el ciberespacio, Stoltenberg reiteró que “la OTAN no tiene intención de llevar armas al espacio”.

El presidente estadounidense, Donald Trump, ratificó en mayo de 2018, la Ley de Autorización de la Defensa Nacional (NDAA, por sus siglas en inglés), que crea la Fuerza Espacial, una nueva rama de las Fuerzas Aéreas de EE.UU., con el objetivo de “tener dominio sobre el espacio”, pero con los ojos puestos, particularmente, en China y Rusia.

Además, conforme el Departamento estadounidense de Defensa (Pentágono), en un informe divulgado en febrero con el título “Desafíos a la seguridad en el espacio”, el espacio se convertirá en un campo de batalla de EE.UU. con China y Rusia.

La OTAN se prepara para “contrarrestar” las «amenazas espaciales» rusas y chinas

Los jefes de defensa de 30 estados miembros de la OTAN deben deliberar sobre amenazas de seguridad clave el jueves y viernes, que habitualmente apuntan a Rusia. La Alianza del Atlántico Norte ahora planea contrarrestar a Moscú en el espacio exterior. Para este objetivo, se creará un nuevo centro espacial en el Comando Aéreo de la alianza en la Base Aérea de Ramstein en Alemania. La OTAN tendrá suficiente dinero para abrir la nueva instalación. Por primera vez en la historia, diez estados miembros aumentaron su gasto en defensa al 2% de su PIB. Por lo tanto, el presupuesto de defensa de la OTAN en el 2020 superó el billón de dólares, escribe el diario de negocios Kommersant.

El secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg, dijo el miércoles que la competencia en el espacio aumenta cada año y afirmó que Rusia y China están desarrollando sistemas antisatélites que podrían «cegar, inutilizar o derribar satélites y crear escombros peligrosos en órbita». Según Dmitry Stefanovich, investigador del Centro para la Seguridad Internacional del Instituto de Economía Mundial y Relaciones Internacionales, se esperaba que se centrara en «las amenazas espaciales procedentes de Rusia y China».

«Este se ha convertido en el fundamento universal de cualquier actividad en el campo del desarrollo militar de los países de la OTAN», dijo al periódico. El comentarista cree que en una primera etapa se creará un sistema más avanzado de vigilancia espacial, «que no es malo para la humanidad». «Además, en el caso de que se normalizaran las relaciones OTAN-Rusia, podría surgir una especie de «ventana única» para la cooperación, por ejemplo, con nuestro sistema de control espacial». Anteriormente, Rusia presentó iniciativas para crear un catálogo único de objetos espaciales, recordó.

Por otro lado, según informes de los medios alemanes, el nuevo centro podría coordinar aún más la «defensa espacial». «Esto es solo un paso de un ‘ataque espacial'», advirtió el experto. Hasta ahora, el espacio no se ha convertido en un campo de batalla, pero la infraestructura espacial es un elemento clave para garantizar acciones de combate en la superficie del planeta.

Rusia y China han acusado a Estados Unidos y la OTAN de intentar convertir el espacio exterior en un nuevo campo de batalla. En la ONU, Moscú y Beijing están promoviendo la idea de firmar un acuerdo legalmente vinculante sobre la prohibición de la militarización espacial. Sin embargo, los países no logran ponerse de acuerdo sobre reglas universales de comportamiento en este campo.

El jefe de la Inteligencia Exterior de Rusia llega a Minsk para reunirse con Lukashenko

MINSK (Sputnik) — El jefe del Servicio de Inteligencia Exterior (SVR) de Rusia, Serguéi Narishkin, arribó la mañana a Minsk donde tiene programada una reunión con el presidente bielorruso, Alexandr Lukashenko, informó el canal de Telegram @pul_1 que ofrece primicias sobre las actividades del líder bielorruso.

"Hoy [el 22 de octubre] en Minsk está Serguéi Narishkin, jefe del Servicio de Inteligencia Exterior de Rusia. Encuentro con el presidente dentro de una hora", comunicó.

Poco antes en las redes sociales aparecieron unas fotos de un avión ruso que aterrizó en el aeropuerto de Minsk. La visita de Narishkin no fue anunciada oficialmente.

El jefe de la Inteligencia Exterior de Rusia llega a Minsk en medio de unas manifestaciones que continúan en Bielorrusia tras de las elecciones presidenciales del pasado 9 de agosto, que otorgaron el sexto mandato a Lukashenko, en el poder desde 1994.

Según el recuento oficial, Lukashenko obtuvo el 80,1% de los votos, seguido de la opositora Svetlana Tijanóvskaya, con el 10,12%.

La oposición bielorrusa denunció numerosas irregularidades electorales y exige una repetición de los comicios, opción que Lukashenko descartó.

A mediados de septiembre Narishkin afirmó que detrás de los acontecimientos en Bielorrusia se encuentra EEUU. Según el jefe de la Inteligencia Exterior rusa, Washington está patrocinando a Svetlana Tijanóvskaya y a otros activistas de la oposición bielorrusa y quiere presentarlos en calidad de "líderes populares".

El 13 de octubre pasado Tijanóvskaya amenazó a las autoridades bielorrusas con una huelga nacional si no cumplen las exigencias de la oposición —la dimisión de Lukashenko, el cese de la violencia policial en las calles y la liberación de los presos políticos— antes del 25 de octubre.

El 16 de octubre el Comité de Seguridad del Estado (KGB) de Bielorrusia denunció preparativos de una provocación para desestabilizar la situación en el país.

¿Qué busca EEUU al reposicionar tropas en Europa hacia la frontera rusa?

El Pentágono llamó a las tropas estadounidenses a reposicionarse en Europa hacia las fronteras estratégicas naturales de Rusia. La presunta disuasión de Rusia no es la única meta de EEUU, opina el analista ruso Pável Féldman.

El secretario de Defensa de Estados Unidos, Mark Esper, no descartó que la medida pueda involucrar no solo a Polonia, sino también a los países bálticos.

"También necesitamos mirar hacia los países bálticos y la región del mar Negro, necesitamos movernos un poco más hacia el este, ya que nos ayudaría a enfrentar el desafío tiempo/distancia si es necesario, en caso de que haya alguna clase de acción realmente agresiva por parte de los rusos", dijo Esper.

No obstante, la supuesta amenaza rusa no es la primera causa de este movimiento, comentó a Sputnik el doctor en ciencias políticas y vicedirector del Instituto de investigaciones y pronósticos estratégicos de la Universidad RUDN de Rusia, Pável Féldman.

"Creo que este paso es, ante todo, político. Y busca no solo 'disuadir ' a Rusia —lo que EEUU ha estado haciendo durante mucho tiempo—, sino aumentar la lealtad de las potencias de Europa del Este a este hegemón mundial", comentó el analista.

Según Féldman, la mejor garantía de esta lealtad es la presencia de los militares estadounidenses en el país.

"No quiero usar la palabra ocupación respecto a las tropas estadounidenses en Europa del Este porque suena como si la Guerra Fría nos mandara saludos, pero así es. Pues la presencia de estas tropas requiere mantenimiento y apoyo político. De esta manera, los países que los dejan entrar en su territorio se vuelven aún más dependientes de Estados Unidos", explicó el experto.

Según el Pentágono, "ese reposicionamiento es estratégico". Esper afirmó que esto permitiría a Estados Unidos garantizar la seguridad de sus aliados, disuadir a Rusia y fortalecer a la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN).

CANAL

 

elespiadigital.com
La información más inteligente