Portada - Últimas noticias

"Prácticamente todas las sanciones de la ONU han sido restauradas contra Irán, el principal Estado patrocinador del terrorismo y antisemitismo", ha anunciado el secretario de Estado de EE.UU., Mike Pompeo, al agregar que esto "incluye una extensión permanente del embargo de armas".

El Gobierno estadounidense, por su parte, no dudará en implementar las sanciones contra Teherán y espera que todos los Estados miembros de la ONU "cumplan plenamente con sus obligaciones en virtud de estas restricciones reimpuestas", ha indicado Pompeo.

El anuncio de la Administración de Donald Trump va en contra de la postura del Consejo de Seguridad de la ONU, que a finales de agosto rechazó la petición de EE.UU. de restablecer las sanciones contra Irán, que fueron levantadas en 2015 en el marco del acuerdo internacional sobre el programa nuclear de la nación persa, el Plan de Acción Integral Conjunto (JCPOA, por sus siglas en inglés).

Sin embargo, este hecho no pareció importarle a Washington, que amenazó con "consecuencias" si la ONU no implementa las sanciones. "Si los Estados miembros de las Naciones Unidas no cumplen con sus obligaciones de implementar estas sanciones, EE.UU. está dispuesto a utilizar a nuestras autoridades nacionales para imponer consecuencias por aquellos fallos y garantizar que Irán no coseche los beneficios de la actividad prohibida por las Naciones Unidas", ha aseverado Pompeo en un comunicado.

La Administración de la Casa Blanca argumentó su anuncio con la activación a la medianoche de este domingo (GMT) del mecanismo de "reversión" en la resolución del Consejo de Seguridad de la ONU que consagró el acuerdo nuclear de 2015 con Irán, que se produjo 30 días después de que Pompeo notificara al organismo internacional que Irán estaba en "un incumplimiento significativo" de sus obligaciones en el marco del acuerdo.

"EE.UU. tomó esta acción decisiva porque, además del incumplimiento por parte de Irán de sus compromisos en el marco del JCPOA, el Consejo de Seguridad fracasó en prorrogar el embargo de armas de la ONU contra Irán, que había estado en vigor durante 13 años", señaló Pompeo en una declaración publicada precisamente a la medianoche (GMT).

"De acuerdo con nuestros derechos bajo la resolución 2231 del Consejo de Seguridad de la ONU, iniciamos el proceso de reversión para restablecer prácticamente todas las sanciones de las Naciones Unidas que habían sido revocadas anteriormente, incluyendo el embargo de armas", agregó el secretario de Estado, asegurando que como resultado, "el mundo será más seguro".

La Casa Blanca planea emitir una orden ejecutiva en la que se explica cómo va a implementar las sanciones restauradas el lunes, y se espera que los departamentos de Estado y del Tesoro también detallen cómo se penalizará a los individuos y empresas extranjeras por las violaciones.

Incluso antes del anuncio de Pompeo, los miembros del Consejo de Seguridad advirtieron de que el paso no tendría fuerza legal, lo que puso en duda la capacidad de hacer cumplir la "reversión", o en otras palabras, la vuelta en vigor de las sanciones internacionales que el acuerdo nuclear suavizó o levantó.

No solo han sido Rusia y China los que rechazaron con firmeza la postura de EE.UU., sino también aliados de Washington. En una carta enviada este viernes al presidente del Consejo de Seguridad de la ONU, AlemaniaFrancia y el Reino Unido afirmaron que es imposible que el anuncio de EE.UU. tenga "efecto legal y, por lo tanto, no puede llevar a efecto el procedimiento".

"De esto se desprende que cualquier decisión y acción que se tome con base en este procedimiento o en su posible resultado tampoco podría tener ningún efecto legal", escribieron en la carta, dando a entender que el alivio de las sanciones previsto en el acuerdo nuclear seguirá vigente.

Borrell afirma que EEUU no puede iniciar las sanciones de la ONU en relación con Irán

MOSCÚ (Sputnik) — El Alto Representante para la Política Exterior y de Seguridad de la UE y vicepresidente de la Comisión Europea, Josep Borrell, afirmó que EEUU no puede iniciar las sanciones de la ONU en relación con Irán.

En una declaración emitida este 20 de septiembre, el jefe de la diplomacia europea señaló que toma nota del anuncio que EEUU hizo el 19 de septiembre sobre el llamado mecanismo de reversión de las sanciones de la ONU con respecto a Irán en virtud de la resolución 2231 del Consejo de Seguridad.

"Estados Unidos cesó unilateralmente su participación en el PAIC mediante un memorando presidencial del 8 de mayo de 2018 y no participó luego en ningunas actividades relacionadas con el PAIC. Por lo tanto, no puede ser considerado un Estado participante del PAIC y no puede iniciar el proceso de restablecimiento de las sanciones de la ONU en virtud de la resolución 2231 del Consejo de Seguridad de la ONU", declaró Borrell.

El jefe de la diplomacia comunitaria reafirmó que seguirá "haciendo todo lo posible para garantizar la preservación y la plena implementación del PAIC por parte de todos". El acuerdo nuclear con Irán, según Borrell, "continúa siendo un pilar clave de la arquitectura mundial de la no proliferación, que contribuye a la seguridad regional y mundial".

"Hago un llamamiento a todos para que hagan todo lo posible para preservar el acuerdo y se abstengan de cualquier acción que pueda percibirse como una escalada en la situación actual", manifestó.

El 20 de agosto pasado, EEUU notificó al presidente del Consejo de Seguridad que Irán incumple sus obligaciones en el marco del PAIC.

Según el secretario de Estado, Mike Pompeo, esta notificación activa la reimposición de las sanciones previamente terminadas de la ONU a partir de las 00:00 GMT del 20 de septiembre.

Washington también amenazó con "consecuencias" a otros países miembros de la ONU, si rehúsan implementar estas sanciones.

La resolución 2231 establece que el Consejo de Seguridad de la ONU, una vez recibida la notificación de un Estado participante sobre un incumplimiento significativo del PAIC, someterá a votación una resolución para continuar el levantamiento de las sanciones. Si dicha resolución no se ha aprobado dentro de los 30 días siguientes a la notificación, volverán a aplicarse las disposiciones de las resoluciones anteriores del Consejo de Seguridad, a menos que este decida otra cosa.

Rusia espera que EE.UU. "no hable más en nombre de la ONU" sobre restablecer las sanciones a Irán: "El acuerdo nuclear sigue vigente"

Rusia espera que EE.UU. "no hable más en nombre de la ONU" sobre el restablecimiento de sanciones a Irán, porque el acuerdo nuclear "sigue vigente", ha destacado el Ministerio de Exteriores de Rusia en un comunicado.

"EE.UU. sigue engañando a la comunidad internacional al especular sobre la finalización de algunos procedimientos para el restablecimiento de resoluciones del Consejo de Seguridad de la ONU sobre las sanciones contra Irán que fueron canceladas tras el acuerdo en 2015 del Plan de Acción Integral Conjunto para la solución del programa nuclear iraní (JCPOA)", según el comunicado del Ministerio.

La Cancillería rusa subraya que los esfuerzos para preservar y garantizar una implementación sostenible del Plan de Acción Integral Conjunto continuarán, porque la Resolución 2231 del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas sigue vigente.

"Por supuesto, los estadounidenses comprenden que sus declaraciones no son ciertas. Por eso Estados Unidos, como de costumbre, amenaza con someter a todos aquellos que no estén de acuerdo con ellos por medio de sanciones y otros castigos", añade el comunicado.

Según el Ministerio ruso, "el Consejo de Seguridad de la ONU no ha tomado ninguna medida que conduzca a la reanudación de las sanciones anteriores contra Irán". En este sentido, recalca que "todo lo que Washington está haciendo no es más que una obra de teatro organizada para someter al Consejo de Seguridad a su política de "máxima presión" contra Irán.

"EE.UU. es plenamente consciente de que, al retirarse del acuerdo nuclear en mayo de 2018, reanudar las sanciones unilaterales contra Teherán y comenzar a interferir con la aplicación de la resolución 2231 del Consejo de Seguridad de la ONU por parte de otros países, abandonó las normas internacionales establecidas por las decisiones pertinentes del Consejo de Seguridad y la Carta de las Naciones Unidas", reza el texto del comunicado. "El comportamiento contrario al JCPOA y a la resolución 2231 del Consejo de Seguridad de la ONU se convierte en un duro golpe por parte de EE.UU. a la autoridad del Consejo de Seguridad, en la demostración de un abierto desprecio por sus decisiones y por el derecho internacional en general", añade.

Según la Cancillería, Rusia espera que EE.UU. tenga el coraje de afrontar la verdad y dejar de hablar en nombre del Consejo de Seguridad de la ONU sobre Irán.

CANAL

 

elespiadigital.com
La información más inteligente