Portada - Últimas noticias

MOSCÚ (Sputnik) — El Ministerio de Asuntos Exteriores de Rusia reveló que los detenidos "iban de tránsito a través de Minsk a Estambul" y tenían todos los documentos necesarios para hacerlo.

Precisó que los servicios de su desplazamiento en territorio de la república fueron asumidos por una empresa bielorrusa.

"Por razones desconocidas, el grupo perdió su vuelo de Minsk a Estambul y tuvo que quedarse en Bielorrusia mientras esperaba que la compañía bielorrusa comprara nuevos billetes de avión", explicó el Ministerio.

En este contexto, la Cancillería rusa expresó que le sorprenden los intentos de presentar lo ocurrido como una injerencia externa en los asuntos del Estado bielorruso.

Precisó que las autoridades de Bielorrusia disponen de toda la documentación necesaria para "establecer la verdad".

"Esperamos el enfoque objetivo y equilibrado de las autoridades bielorrusas para establecer en estrecha cooperación con Rusia todas las circunstancias de lo sucedido", expresó el organismo.

Además, en su comunicado el Ministerio solicitó el acceso consular inmediato a los rusos detenidos.

Asimismo, la Cancillería rusa llamó a las autoridades bielorrusas a no provocar tensiones innecesarias con respecto a los ciudadanos rusos detenidos en Bielorrusia por presuntamente tratar de desestabilizar la situación en el país ante las elecciones presidenciales.

"La interpretación odiosa por parte de Bielorrusia de la detención de 33 ciudadanos rusos no resiste la crítica (...) Hay que dejar de provocar las emociones negativas innecesarias, especialmente antes de las elecciones presidenciales", dice el comunicado.

El 29 de julio el secretario de Estado del Consejo de Seguridad de Bielorrusia, Andréi Ravkov, confirmó las informaciones de la agencia de noticias bielorrusa Belta de que las autoridades detuvieron a 32 miembros de la empresa militar privada Wagner en las afueras de Minsk, mientras una persona más fue localizada y detenida en el sur del país.

Este 30 de julio Ravkov señaló que en contra de los ciudadanos rusos detenidos fue abierto un caso penal.

Además, según su información, en Bielorrusia se encuentran otros 200 paramilitares, que supuestamente preparan provocaciones durante la campaña electoral de Bielorrusia.

El Kremlin negó las acusaciones de que Rusia envía a Bielorrusia grupos de "mercenarios" para desestabilizar la situación en el país vecino.

Bielorrusia celebrará elecciones presidenciales el próximo 9 de agosto.

La campaña electoral se ha visto enturbiada por la detención de políticos y activistas de la oposición y protestas ciudadanas en Minsk y otras ciudades.

Embajador ruso: Los rusos detenidos en Bielorrusia estaban en el país de tránsito

Los ciudadanos rusos detenidos en Bielorrusia este martes estaban en el país de tránsito, afirmó el embajador ruso en Minsk, Dmitri Mezéntsev. Según sus palabras, los detenidos se vieron obligados a registrarse en un centro de descanso en la afueras de la capital bielorrusa porque perdieron su vuelo desde el aeropuerto de Minsk.

De acuerdo con la información preliminar de la Embajada rusa, los detenidos pueden ser empleados de una empresa de seguridad privada y trabajar con un contrato fuera de Bielorrusia.

Mezéntsev también dijo haber enviado una nota al Ministerio de Relaciones Exteriores de Bielorrusia exigiendo que permitieran a los detenidos contactar con el personal consular.

Las autoridades bielorrusas aseguran que los detenidos forman parte de la compañía militar privada rusa Grupo Wagner. Sospechan que estaban intentando organizar disturbios masivos en el país, que celebrará elecciones presidenciales el próximo 9 de agosto.

Reacción del Kremlin

El portavoz del Kremlin, Dmitri Peskov, comentó la situación de los detenidos en Bielorrusia. "Todavía no tenemos información completa. No hay datos sobre las acciones ilegales de los rusos que podrían haber causado la detención. Esperamos detalles de nuestro embajador en Minsk y a través de los servicios especiales", señaló.

Peskov calificó de especulaciones las conclusiones de la posible conexión entre la detención de los ciudadanos rusos en Minsk y las elecciones presidenciales en Bielorrusia, previstas para el 9 de agosto. Además, el portavoz agregó que las compañías militares privadas están fuera de la ley en Rusia. "En Rusia, 'de iure', no existe el concepto de compañía militar privada (...) No existe en la legislación rusa", indicó.

Moscú: "El intento de acusar a los rusos detenidos en Bielorrusia de interferencia externa en los asuntos de la república causa desconcierto"

La Cancillería rusa publicó una declaración oficial sobre la detención de los ciudadanos rusos en el territorio de Bielorrusia. "La odiosa interpretación de la parte bielorrusa de la detención de 33 ciudadanos rusos no resiste a la crítica", comentó. Según el comunicado ministerial, el grupo "estaba en Minsk en tránsito de camino a Estambul, y disponía de todos los documentos necesarios, incluidos los pasajes aéreos".

"Toda la logística en el territorio de Bielorrusia fue proporcionada por una empresa bielorrusa. Por razones desconocidas, el grupo no tomó su vuelo Minsk-Estambul y tuvo que quedarse en Bielorrusia mientras esperaba que la compañía bielorrusa comprara nuevos boletos aéreos", continuó el ministerio.

"El intento de presentar lo sucedido como una interferencia externa en los asuntos de la república provoca, como mínimo, desconcierto. Las autoridades bielorrusas, entre ellas las autoridades de aviación, tienen todos los documentos necesarios a su disposición para establecer la verdad", destacan desde la Cancillería rusa.

Desde Moscú también instan a que Minsk permita al personal consular contactar con los detenidos, y señalan que cuentan con "el enfoque objetivo equilibrado de la parte bielorrusa para establecer todas las circunstancias de lo que sucedió en estrecha cooperación con la parte rusa".

Excandidato a la presidencia bielorrusa califica de "circo" la detención de rusos en Minsk

MOSCÚ (Sputnik) — La situación con los rusos detenidos en Bielorrusia es un circo preelectoral, serán liberados después de los comicios, declaró a Sputnik el expretendiente a la presidencia bielorrusa Valeri Tsepkalo.

El 24 de julio trascendió que el opositor Tsepkalo huyó de Bielorrusia con sus hijos ante el temor de que fuera detenido por las fuerzas del Estado.

"Es un circo. Cada vez que surge una situación difícil, pasa algo similar. Ya (el presidente de Bielorrusia, Alexandr) Lukashenko ha alcanzado Rusia", dijo Tsepkalo.

Añadió que si los detenidos realmente son mercenarios, entonces fueron contratados por el propio líder bielorruso, quien les "pagó para que estén un mes en prisión".

¿Cuál podría ser el plan?

Es difícil saber qué estaban haciendo exactamente esos 32 hombres. Parece que mantenían un perfil bajo. Su comportamiento fue considerado "inusual para ser turistas rusos" porque no bebían y su "ropa de estilo militar" llamó desde el principio la atención, dijo la agencia BelTA citando a fuentes de la investigación. Aunque Lukashenko exhiba ahora estas detenciones como la prueba de que sus advertencias eran ciertas, es difícil creer que esta especie de 'brigada rusa' en territorio bielorruso llegase sin el conocimiento del gobierno de Minsk.

BelTA ha dado a conocer los nombres de los 33 hombres que fueron detenidos. Denis Korotkov, periodista del periódico 'Novaya Gazeta' no cree que su misión esté en Bielorrusia: "Estos tipos son soldados de campo de batalla, pueden luchar pero no son expertos en provocaciones y tampoco son especialistas en operaciones clandestinas".

Los propios expertos rusos sobre asuntos militares no se ponen de acuerdo si la función de estos hombres en una eventual operación en Bielorrusia sería amenazar o asegurar la estabilidad del régimen de Lukashenko. Podrían ser las dos cosas, como forma de presión a Minsk ante un momento crucial -el de las elecciones- en el que el país puede virar notablemente hacia Occidente. En todo caso, "es inimaginable que Wagner pueda, sin el mando del Kremlin, llevar a cabo algún tipo de 'golpe' o incluso disturbios en un estado vecino". El grupo podría haber sido enviado precisamente para ser detenido.

El experto militar Pavel Luzin cuestionaba hoy en el medio ruso 'Republic.ru' que el Grupo Wagner decida usar Bielorrusia como centro de transporte a un tercer país. Pero otros analistas creen que, teniendo en cuenta que Bielorrusia ha mantenido sus vuelos pese a la pandemia (mientras que en Rusia oficialmente el transporte aéreo de pasajeros no funciona) el país vecino es una buena alternativa para volar hacia alguna misión lejana. Quedan diez días antes de las elecciones presidenciales en Bielorrusia. De momento la gran operación ha corrido a cargo del 'shérif' eslavo, Alexander Lukashenko, que preside el país desde hace 26 años.

CANAL

 

elespiadigital.com
La información más inteligente

HONOR Y RESPETO

PARA LOS QUE NOS DEJARON POR EL COVID-19