Libros Recomendados

Portada - Últimas noticias

China está formando una fuerza expedicionaria que podría desempeñar un papel similar al del Cuerpo de Marines de EE.UU., estima el periodista David Lague, en un reportaje publicado este 20 de julio por Reuters. Pekín quiere que esta nueva fuerza sea autónoma, capaz de desplegarse por sí sola para luchar en conflictos distantes o demostrar el poder militar chino.

La agencia encuentra los indicios de esta intención en la construcción de los buques de asalto anfibio Tipo 075, de diseño chino, así como en declaraciones de oficiales y medios de ese país al respecto.

Hasta el momento han sido botados dos navíos de esta clase: uno en septiembre pasado y el segundo en abril de este año. Un informe preparado para el Congreso de EE.UU. añade un tercero que está en construcción, y el número total podría llegar a siete o incluso más en el futuro. Comentaristas militares chinos comparan lo rápido que se están produciendo y lanzando los buques anfibios con "meter ñoquis" en el agua.

Se trata de una especie reducida de portaviones capaces de alojar un máximo de 900 efectivos y con espacio para maquinaria pesada y lanchas de desembarco, según expertos militares occidentales que estudiaron imágenes de satélite y fotografías de los nuevos buques. Estos navíos llevarán hasta 30 helicópteros al principio, pero más tarde podrían recibir aeronaves de combate, cuando China sea capaz de construir aviones de despegue y aterrizaje vertical semejantes al F-35B de EE.UU.

Cuando los buques Tipo 075 entren en servicio, China podrá combinarlos con sus otros buques anfibios y de apoyo, según analistas chinos y extranjeros, recoge Reuters. Estas flotas autónomas pueden enviarse a conflictos distantes, desplegarse como una manifestación de fuerza para disuadir a potenciales enemigos o proteger las inversiones y ciudadanos chinos en el extranjero, estima el autor del reportaje.

Asimismo, destaca la posibilidad de su uso para solucionar la cuestión de Taiwán o las tensiones en el mar de la China Meridional. Pero también sostiene que las capacidades nuevas aventajan a Pekín en su competencia con EE.UU. por el prestigio y el poder blando, permitiendo que el Ejército de Liberación Popular chino brinde ayuda humanitaria y asista a terceros países en casos de desastres.

Creciente cuerpo de Marines

A medida que los astilleros producen buques nuevos, China está aumentando su Infantería de Marina bajo el mando de la Armada del ELP. Estas tropas están siendo entrenadas y equipadas para poder desembarcar y retener el litoral. Pekín tiene ahora entre 25.000 y 35.000 infantes de marina, según estimaciones de fuentes militares de EE.UU. y Japón, algo que significa un importante aumento de aproximadamente 10.000 en comparación con el 2017.

La propaganda militar china destaca las habilidades de los comandos 'Jiaolong', o Dragón Marino, una compañía de fuerzas especiales con sede en la isla de Hainan, al sur de China, que forma parte de los Marines. "Deberíamos ser la punta de la espada en operaciones conjuntas para sembrar el terror en el corazón del enemigo", señaló el líder de esa unidad de comandos en un reportaje del año pasado transmitido por la televisión estatal.

"Ambiciones globales"

Ian Easton, director senior del Instituto del Proyecto 2049, un grupo de investigación en materia de seguridad con sede en Arlington, espera una creciente competencia con EE.UU. sobre compromisos de apoyo militar con otros Gobiernos, hasta ahora casi monopolizados por el país norteamericano.

"Actualmente solo estamos viendo la punta del iceberg", afirmó Easton. Según su previsión, dentro de una década "China seguramente tendrá unidades marinas desplegadas en distintos lugares de todo el mundo". Los motivos de este cambio estarían en las "ambiciones del Partido Comunista chino", que tanto como los intereses de Pekín, "son globales" y propician los planes de "enviar unidades militares adonde lo requieran sus intereses estratégicos globales".

Las nacientes fuerzas anfibias de China todavía están muy por detrás de las de EE.UU., pero la velocidad del ascenso militar de China ya ha cambiado el equilibrio de poder en Asia, sintetiza el autor del reportaje. Según sus fuentes, en el futuro estas fuerzas se convertirán en una poderosa herramienta diplomática o coercitiva para Pekín.

China puede tomar represalias contra Nokia y Ericsson si los países de la UE prohiben el 5G de Huawei

China puede tomar represalias contra las empresas Nokia y Ericsson AB si los países de la UE prohiben el 5G de la compañía Huawei como lo hicieron Reino Unido y EE.UU., informa The Wall Street Journal, citando a dos personas familiarizadas con el asunto.

El Ministerio de Comercio de China está evaluando imponer controles de exportaciones que evitarían que Nokia y Ericsson envíen productos que fabrican en China a otros países.

Una de las personas que han hablado con el periódico ha aclarado que estas medidas se aplicarán solo en caso de que se cumpla el peor escenario, si los países europeos efectivamente prohiben el uso de equipos de proveedores chinos para redes 5G.

El 14 de julio el ministro de Cultura del Reino Unido, Oliver Dowden, anunció que el Gobierno británico prohíbe la compra de nuevos equipos para redes 5G producidos por Huawei a partir del 31 de diciembre, mientras que los equipos y componentes de la compañía china ya instalados en las redes 5G en territorio británico serán retirados para el año 2027.

El presidente de EE.UU., Donald Trump, presionó en varias ocasiones al Reino Unido para que vetara la participación de Huawei en la construcción de las redes 5G en su territorio, pero en enero Londres autorizó a Huawei a participar en la construcción de un máximo del 35 % de las redes 5G en territorio británico.

No obstante, a principios de julio se reportó que la compañía china enfrentará una prohibición gradual para implementar este tipo de tecnología en el territorio británico.

Reacción de Huawei

Un portavoz del gigante de telecomunicaciones chino Huawei tachó la decisión del Gobierno británico de eliminar todos sus componentes de las redes 5G para el año 2027 de "decepcionante" y "politizada".

"Esta decisión decepcionante es una mala noticia para cualquier persona en el Reino Unido con un teléfono móvil. Amenaza con llevar al Reino Unido a la línea lenta digital, elevar las facturas y profundizar la brecha digital", declaró.

CANAL

 

elespiadigital.com
La información más inteligente