Portada - Últimas noticias

LA PAZ (Sputnik) — El Gobierno transitorio de Bolivia anunció la suspensión de las relaciones diplomáticas con Cuba, en rechazo a declaraciones del canciller de ese país, Bruno Rodríguez, que consideró un agravio "inadmisible".

El Gobierno de Jeanine Áñez "ha tomado la decisión que a partir de la la fecha suspender las relaciones diplomáticas con la República de Cuba. Esta determinación obedece a las recientes inadmisibles declaraciones del canciller cubano Bruno Rodríguez y la permanente hostilidad y constantes agravios de Cuba contra el Gobierno constitucional boliviano y su proceso democrático", dijo el ministro de la Presidencia, Yerko Núñez, en funciones de canciller.

Según el Ministerio, "el Gobierno cubano de manera sistemática ha afectado la relación bilateral basada en el respeto mutuo, los principios de no injerencia en asuntos internos, la autodeterminación de los pueblos y la igualdad soberana de los Estados, no obstante la disposición del Gobierno de Bolivia de sostener cordiales relaciones".

La decisión, que implica la paralización de todos los convenios entre ambos países según Núñez, fue anunciada al día siguiente de que el canciller de Cuba calificara a la presidenta Áñez como ilegal y "autoproclamada".​

El comunicado correspondiente fue publicado en el sitio web del Ministerio de las Relaciones Exteriores de Bolivia.

La suspensión de las relaciones entre La Paz y La Habana profundizaba el cambio de política internacional puesto en marcha por el Gobierno de Áñez, instalado por autoproclamación desde el 13 de noviembre tras la renuncia forzosa de Evo Morales.

El 23 de enero, Rodríguez, en un mensaje vía Twitter, había rechazado como "vulgares mentiras de la golpista autoproclamada en Bolivia" una denuncia del gobierno de Áñez de supuestas irregularidades en el programa de cooperación de médicos cubanos al país sudamericano.

​Áñez suspendió ese programa y echó del país a centenares de médicos cubanos, cuya labor era parte de un amplio programa de cooperación en el marco de estrechas relaciones entre el Gobierno de Morales y los gobernantes de La Habana.

El canciller cubano afirmó en el mismo tuit que la política del Gobierno transitorio boliviano hacia Cuba era "muestra de su servilismo a Estados Unidos" y advirtió sobre los perjuicios que sufren los bolivianos privados de los servicios médicos cubanos.

Núñez, quien estaba a cargo de la Cancillería boliviana mientras la titular Karen Longaric cumplía una visita a Estados Unidos, acusó al Gobierno cubano de haber afectado "de manera sistemática" las relaciones entre ambos países.

Asegurando que "Bolivia se tiene que hacer respetar", informó que la representación diplomática boliviana en La Habana será reducida al mínimo necesario para realizar trámites urgentes.

Añadió que la suspensión de relaciones fue comunicada a representantes de la Embajada cubana minutos antes del anuncio a la prensa.

Además de la cancelación del programa de cooperación en salud, el Gobierno de Áñez anunció el 23 de enero la ruptura unilateral de un contrato de provisión de urea, uno de los productos estrella del programa de industrialización de gas naural ejecutado por Morales.

Análisis: Divide y vencerás: cómo EEUU intenta desunir a los países del Caribe

EEUU emplea en su política la famosa estrategia "divide y vencerás" para poder desunir a las naciones de América Latina y las del Caribe, escribe el periodista Enrique Moreno Gimeranez, citando en su artículo los casos concretos de cómo Washington ha utilizado esta táctica durante años.

Gimeranez destaca que la Casa Blanca que trata "despectivamente" a esta región del mundo como "su patio trasero" empleó tal estrategia en distintas ocasiones y de una manera diferente. En ocasiones Washington ofreció zanahorias a varios países de la región y castigó a otros con garrotes. En otras ocasiones utilizaba chantajes y provocaba conflictos que acababan "dinamitando mecanismos autóctonos de la integración".

El autor del artículo subraya que Washington intenta dividir a los Estados caribeños y latinoamericanos porque su unidad amenaza a "sus intereses imperiales". Esta es la causa por la que EEUU apoya al Grupo de Lima o la Organización de Estados Americanos. Estos dos foros internacionales le ayudan a legitimar una guerra contra Venezuela y otros países que no quieren obedecerle.

Gimeranez considera que la mano de Washington ha estado detrás del abandono de Argentina, Brasil, Chile, Colombia, Paraguay y Perú de la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur) que tuvo lugar en 2018 y en 2019 en Ecuador. Esta misma mano contribuyó a la salida de Ecuador y Bolivia de la Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América-Tratado de Comercio de los Pueblos y la de Brasil de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (CELAC).

"Ahora, sus planes parecen dirigirse a separar a la Comunidad del Caribe (Caricom)", escribe el periodista.

Para argumentar sus ideas Gimeranez recuerda cómo el año pasado el presidente estadounidense Donald Trump recibió a los gobernantes de varias naciones que forman parte de la Caricom en Florida. Después de esta cita el portavoz de la Casa Blanca, Hogan Gidley, publicó una nota de prensa en la que comunicó que la Corporación para Inversiones Privadas en el Extranjero priorizaría a los cinco países, cuyos líderes acudieron a Florida para hablar con Trump.

La reciente llegada del secretario de Estado de EEUU, Mike Pompeo a Jamaica también podría formar parte de la estrategia "divide y vencerás" aplicada por Washington. Si bien el diplomático estadounidense arribó a este país para subrayar la importancia de las relaciones de EEUU con el Caribe, la primera ministra de Barbados y presidente de Caricom, Mia Mottley, criticó duramente esta visita.

"Como presidente de Caricom es imposible para mí estar de acuerdo en que mi canciller deba asistir a una reunión con alguien y que los miembros de Caricom no estén invitados. Es un intento de dividir la región", aseveró.

Gimeranez opina que con esta visita Washington buscaba posiblemente reunir los votos necesarios para escalar la tensión con Venezuela y someter a sus intereses a los Estados que forman parte de esta organización internacional. Por ello, el periodista urge a que el Caribe y los países de América Latina muestren más unidad e integración para que "no pase el gigante de las siete leguas".

CANAL

 

elespiadigital.com
La información más inteligente

RECOMENDAMOS