Portada - Últimas noticias

Estados Unidos reitera su llamado a la comunidad internacional para aislar a Venezuela y unir esfuerzos para derrocar al Gobierno de Nicolás Maduro.

“El mundo debe seguir apoyando los esfuerzos del pueblo venezolano de volver a la democracia y de acabar con la tiranía de Maduro, que daña a millones de venezolanos y que tiene un efecto en Colombia y en toda la región”, ha insistido este lunes el secretario de Estado estadounidense, Mike Pompeo, en una rueda de prensa después de reunirse con el mandatario colombiano, Iván Duque, en Bogotá, capital de Colombia.

A su vez, Duque ha llamado a la “mejor coordinación posible” frente a Venezuela, país en el que Washington y sus aliados buscan desde hace tiempo generar un cambio de gobierno.

Pompeo, del mismo modo, tiene previsto mantener un encuentro en Bogotá con el autoproclamado presidente interino de Venezuela, Juan Guaidó, quien cuenta con el apoyo financiero y político de Washington.

En el vuelo que lo trasladaba a Colombia, Pompeo dijo a un grupo de periodistas que Washington seguiría ayudando a la oposición venezolana a “continuar coaligándose y construyendo fuerzas” contra Maduro.

Desde enero de 2019, cuando el Gobierno estadounidense reconoció al golpista Guaidó como “presidente interino” de Venezuela, Washington y Bogotá han endurecido su campaña de presión en contra del chavismo.

El Gobierno de Maduro sigue denunciando la subordinación de Bogotá a Washington, lo que le ha llevado a secundar a Estados Unidos en varios temas, incluido el cerco diplomático para suscitar un desorden social y una sublevación militar en el país caribeño.

Hasta, según ha señalado Maduro, los dos aliados han urdido complots para asesinar al presidente, destruir los diálogos intervenezolanos y poner al país al borde de la guerra.

Entre tanto, las autoridades venezolanas aseguran haber frustrado las conspiraciones para derrocar el Gobierno de Maduro, gracias a la lealtad del pueblo y los militares que han rechazado ofertas de amnistía y otros beneficios.

Maduro: "Mike Pompeo viajó a Colombia para apoyar las masacres"

El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, acusó al secretario de EE.UU., Mike Pompeo, de "viajar a Colombia para apoyar las masacres", en referencia a su presencia en la III Cumbre Hemisférica contra el Terrorismo, donde se reunió con el opositor venezolano Juan Guaidó.

"Mike Pompeo va a Colombia a apoyar las masacres, el modelo neoliberal, el modelo antipopular", señaló Maduro, quien aludió así las protestas y el paro nacional en Colombia, protagonizados por la ciudadanía en contra del asesinato de líderes sociales, los abusos de la fuerza pública y las políticas sociales del gobierno de Iván Duque.

El mandatario también criticó a Duque, porque "no gobierna". "El pueblo colombiano considera que Iván Duque no gobierna, que gobierna Álvaro Uribe Vélez", apuntó.

Más temprano, Pompeo también sostuvo un encuentro con el diputado opositor venezolano Juan Guaidó en Bogotá. Tras la reunión, el jefe de la diplomacia estadounidense anticipó que su país emprenderá "más acciones" en apoyo al parlamentario antichavista.

Recuperar Petrocaribe

Asimismo, durante la XX Reunión de la Comisión Intergubernamental Cuba-Venezuela, el mandatario venezolano agregó que Pompeo está en América Latina "amenazando a los gobiernos y pueblos del Caribe", y no ofrece "alternativa para el desarrollo ni resolución de los problemas", por lo que propuso como tarea urgente "recuperar a Petrocaribe" en el primer semestre de este año.

"Que llegue al nivel de brillo y de apoyo que tuvo, vamos a recuperarla, no hay excusas. Pido apoyo a Cuba para la planificación y ejecución, es recuperar soberanía, independencia, desarrollo, integración real con nuestros países del Caribe", expresó en referencia a esta alianza en materia petrolera.

En este sentido, Maduro consideró que una buena relación entre La Habana y Caracas "es la mejor respuesta" a Pompeo. "Mike Pompeo es un hombre fantasioso, dice que Cuba y Venezuela van a romper relaciones, la respuesta a eso son los planes para seguir avanzando", agregó.

El impostor Guaidó asistirá al Foro Económico Mundial de Davos y se reunirá con Borrell en Bruselas

El diputado opositor venezolano Juan Guaidó tiene previsto participar el jueves en el Foro Económico Mundial que se celebra en Davos (Suiza), según informó el parlamentario Stalin González a AFP, que no dio mayores detalles sobre su agenda.

Además, el autoproclamado "presidente encargado" de Venezuela se reunirá el próximo miércoles en Bruselas (Bélgica) con el alto representante de la Unión Europea para Asuntos Exteriores, Josep Borrell, según ha anunciado este último en una rueda de prensa.

Guaidó, quien está fuera de su país pese a la prohibición de salida de Venezuela hecha por el Tribunal Supremo de Justicia, participó este lunes en una Cumbre Interministerial contra el Terrorismo, en Bogotá (Colombia), donde tiene previsto reunirse con el secretario de Estado de EE.UU., Mike Pompeo.

Arreaza: Pompeo pasea a Guaidó por el mundo pese a su "fracaso"

CARACAS (Sputnik) — El canciller de Venezuela, Jorge Arreaza, repudió la salida del diputado opositor, Juan Guaidó, hacia Colombia, y aseguró que a Estados Unidos le cuesta comprender su "fracaso".

"A Mike Pompeo [secretario de Estado de EEUU] le cuesta entender que, como titiritero, él y su obra fueron un fracaso monumental en Venezuela. En vez aceptarlo y optar por la diplomacia, se dedica ahora a pasear a su títere derrotado por el mundo [en referencia a Juan Guaidó]. En fin ¿Qué otra cosa se podía esperar?", escribió el canciller en su cuenta de Twitter.

​Este mensaje fue publicado por Arreaza, tras conocerse que Guaidó se encuentra en Colombia desde el 19 de enero, donde se reunió con el presidente de ese país, Iván Duque, y con Pompeo, de visita en Bogotá.

Guaidó participó este 20 de enero en la reunión Ministerial contra el Terrorismo del Tercer hemisferio occidental, a la que también asistió el secretario de Estado estadounidense.

El diputado venezolano salió de su país de forma clandestina, ya que lo tiene prohibido por ley.

Zajárova comenta las declaraciones de Pompeo sobre el cambio de poder en Venezuela

Las declaraciones del secretario de Estado de EEUU, Mike Pompeo, sobre el cambio de poder en Venezuela pueden ser vistas como el reconocimiento de Washington de implementar "campañas para desestabilizar la situación en Estados soberanos", afirmó María Zajárova, la portavoz de Ministerio de Exteriores de Rusia.

"Así es el derecho internacional que practica Washington (...) De hecho, dos frases de Mike Pompeo sirven como base para la ley rusa sobre agentes extranjeros, internet soberano, etc. Los embajadores de EEUU trataron en vano de convencer al público de la paz y de la legalidad de las acciones que emprende su país para "exportar la libertad", escribió la portavoz en su página de Facebook.

Según la diplomática, las palabras de Pompeo demostraron una vez más que Estados Unidos "nunca ha abandonado las tácticas de intervención en los asuntos de Estados independientes y la política de cambio de poder".

"Usando el poder blando o mediante la provocación y los golpes de Estado, esto se decide de forma distinta según el caso. Y durante décadas, la 'democracia' y la 'estructura democrática' de los Estados han sido utilizadas por EEUU como un instrumento para generar la situación política interna necesaria para Washington", concluyó Zajárova.

Análisis: El último viaje de Guaidó

Daniel Mcadams

¿Se acuerdan de Juan Guaidó? Hace apenas un año, el político venezolano, desconocido incluso en su propio país, fue aprovechado por el gobierno de los Estados Unidos para liderar un golpe de estado contra el gobierno electo de Nicolás Maduro. En una llamada telefónica con nada menos que el propio vicepresidente Mike Pence a Guaidó le dijeron que si se declaraba presidente, Estados Unidos lo respaldaría. Entonces…lo hizo.

Guaidó no había recibido un solo voto para ser presidente en las elecciones de Venezuela, de hecho, ni siquiera se postuló para el cargo, pero tal absurdo nunca ha impedido que el gobierno de EE.UU. respalde los golpes militares en el extranjero. Todo hecho en nombre de la «democracia», para estar seguro.

La noticia del reconocimiento estadounidense de Guaidó como el presidente legítimo de Venezuela condujo a una avalancha de mentiras destinadas a reforzar la afirmación de Washington de que Maduro debe ser derrocado porque estaba haciendo la guerra a su propio pueblo. La afirmación de que las elecciones no eran válidas debido a un fraude fueron producto de la compañía Foggy Bottom, amplificada por entidades financiadas por el gobierno de los EE.UU. como la Organización de Estados Americanos en lugar de cualquier evidencia o investigación real.

El gobierno de los Estados Unidos realizó varias acrobacias en la frontera de Venezuela con Colombia en un intento de provocar una reacción exagerada del gobierno de Maduro. Washington afirmó que la ayuda muy necesaria estaba en la frontera, pero Maduro la había cerrado, una mentira fácilmente desacreditada por el hecho de que el cruce fronterizo nunca había estado abierto. Las lágrimas de Washington por los sufrientes venezolanos eran de cocodrilo. Después de todo, aproximadamente 40.000 civiles venezolanos han muerto en el estrangulamiento de las sanciones estadounidenses cada vez más paralizantes y ninguno de los conspiradores de Washington ha susurrado nada sobre el sufrimiento.

Lamentablemente, muchos libertarios también se enamoraron de las mentiras del Departamento de Estado de EE.UU. sobre Venezuela. Se trataba de «libre mercado» versus «socialismo», cantaban. No había lógica en su mantra. Si todos los problemas de Venezuela fueran el resultado de su «socialismo», ¿cómo la instalación de un líder elegido por el Departamento de Estado los colocaría en el camino hacia la libertad y los mercados libres? ¿Desde cuándo le importa al gobierno de los Estados Unidos los mercados libres y el debilitamiento del poder del estado? En todo caso, la política exterior de Estados Unidos favorece fuertemente la concentración de poder en los gobiernos extranjeros. Un gobierno central fuerte es más fácil de armar en una dirección favorecida por las élites estadounidenses.

Además, si los libertarios realmente esperaran debilitar el poder de Maduro sobre la economía venezolana, habrían puesto su energía en oponerse a las sanciones estadounidenses en lugar de respaldar al desventurado títere del Departamento de Estado de Guaidó. Al igual que todas las sanciones, las sanciones de EE.UU. a Venezuela otorgaron mucho más poder sobre la economía al gobierno central: el racionamiento, los controles de precios, más burocracia, etc. son el resultado de las sanciones de EE.UU.

Así que de vuelta a Guaidó. Después de varios intentos cómicamente fallidos de arrebatarle el poder a Nicolás Maduro, se hizo evidente que los «expertos» del Departamento de Estado estaban creyendo una vez más su propia propaganda y usándola para impulsar la política: nadie apareció en la calle para respaldar a Guaidó porque no hay seguidores dentro de Venezuela.

Debido a que Washington ama nada más que duplicar las malas políticas, y porque gastarán el dinero de otras personas con un abandono imprudente, el gobierno de los EE.UU., al darse cuenta de que su hombre en Caracas nunca sería rey, se conformó con pagar silenciosamente los salarios de los círculos corruptos en torno a Guaido

A principios de este mes, la fantasía neoconservadora de un presidente designado por Mike Pence instalado en el Palacio de Miraflores finalmente llegó a su fin. La Asamblea Nacional, dominada por la oposición, se había dividido en medio de los combates y ese último pedazo de esperanza al que Guaidó se aferró como líder de la Asamblea fue arrancado de sus dedos cuando el cuerpo legislativo votó para expulsarlo de su cargo. Aunque se opuso a Maduro, la Asamblea Nacional se opuso aún más a Guaidó, votando de manera convincente para poner fin a la era de Guaidó y elegir al opositor Luis Parra.

El establishment de la política exterior de EE.UU., que es el martillo que solo ve clavos, reaccionó al final de la era de Guaidó como lo único que sabe: además de las sanciones generales del gobierno de Nicolás Maduro, Washington anunció que también abofetearía ¡sanciones a la oposición al gobierno de Maduro!

En pocas palabras, esta es la política exterior de Estados Unidos… ¿o deberíamos decir «manicomio»?

CANAL

 

elespiadigital.com
La información más inteligente

RECOMENDAMOS