Portada - Últimas noticias

Las redes sociales Instagram y Facebook procedieron a eliminar todas las publicaciones que muestran apoyo al general iraní que fue asesinado por EEUU en Bagdad el 3 de enero por orden directa de Donald Trump.

Esta medida se adoptó para acatar las sanciones estadounidenses, informó un portavoz de Facebook a la cadena CNN. En particular, se trata de la prohibición de mantener en sus plataformas digitales publicaciones que apoyan o buscan promover las acciones de personas sancionadas por el país norteamericano.

Dichas medidas se hicieron notar especialmente en el contexto del asesinato perpetrado por Washington, puesto que una de las consecuencias fue la ola de publicaciones que homenajearon al difunto general iraní. De hecho, Facebook e Instagram también bloquean las cuentas de las personas sancionadas.

Así, la cuenta personal del propio Qasem Soleimani fue bloqueada en Instagram después de que EEUU declarara al Cuerpo de Guardianes de la Revolución Islámica, dirigida por el alto mando iraní, como una organización terrorista. Sin embargo, Instagram y Facebook no son las únicas redes sociales que acuden a estas medidas.

Twitter bloqueó la cuenta del servicio de prensa del presidente sirio Bashar Asad después de que fueran publicados unos tuits sobre la visita de su homólogo ruso, Vladímir Putin, a Damasco.

Teherán no se quedó con los ojos cerrados a lo ocurrido y pidió que sus ciudadanos recopilen pruebas de que sus publicaciones fueron eliminadas para emprender acciones legales contra estas redes sociales. Por su parte, el portavoz del Gobierno iraní, Ali Rabiei, tildó las acciones de Instagram y Facebook de "no democráticas".

"Con una acción no democrática y sinvergüenza Instagram bloqueó la voz de una nación inocente que protesta contra el asesinato del general Soleimani, mientras que los verdaderos terroristas que con su voz abierta", comentó el político.

Al mismo tiempo, la Asociación de Periodistas Iraníes denunció que fueron eliminadas las cuentas de varios medios estatales persas y que además 15 periodistas fueron censurados. Sin embargo, Irán no ha sido el único lugar donde las acciones de Instagram y Facebook han causado molestias.

Así, el periodista estadounidense Ben Norton comentó en su publicación de Twitter que las grandes compañías tecnológicas son "la policía del pensamiento de Estados Unidos".

"Dicen que lo hacen para cumplir con las sanciones de EEUU, ¿pero cómo las publicaciones violan las sanciones?", se preguntó Norton.