The Saker

Primero, un resumen rápido de la situación

Necesitamos comenzar resumiendo rápidamente lo que acaba de suceder:

  1. El general Soleimani estaba en Bagdad en una visita oficial para asistir al funeral de los iraquíes asesinados por los Estados Unidos el 29 de diciembre.
  2. Estados Unidos se ha atribuido oficialmente la responsabilidad de este asesinato.
  3. El líder supremo iraní, el ayatolá Ali Khamenei, declaró oficialmente que “Sin embargo, una severa represalia aguarda a los criminales que pintaron sus manos corruptas con la sangre de él y de sus compañeros mártires anoche”.

Estados Unidos se ubica a sí mismo -y a Irán- en el rincón del ring

Los iraníes simplemente no tuvieron otra opción que declarar que habrá represalias. Hay algunos problemas centrales con lo que sucede después. Veamos uno por uno:

  1. Primero, es bastante obvio, por la trampa de agitar la bandera en los Estados Unidos, que el tío Shmuel está “acerrojado y cargado” por acciones y reacciones cada vez más chulas. De hecho, el Secretario Esper básicamente ha representado a los Estados Unidos en lo que yo llamaría un “reacción exagerada” al declarar que “el juego ha cambiado” y que los Estados Unidos tomarán “medidas preventivas” todas las veces que se sientan amenazados. Por lo tanto, los iraníes tienen que asumir que los Estados Unidos reaccionarán de forma exagerada ante cualquier cosa que remotamente parezca una represalia iraní.
  2. No menos alarmante es que esto crea las condiciones absolutamente perfectas para una bandera falsa à la “USS Liberty. En este momento, los israelíes se han convertido en al menos un peligro tan grande para los militares y las instalaciones estadounidenses en todo el Medio Oriente como lo son los propios iraníes. ¿Cómo? ¡Sencillo! Dispara un misil/torpedo/mina en cualquier barco de USN y culpa a Irán. Todos sabemos que si eso sucede, las élites políticas de EEUU harán lo que hicieron la última vez: dejar que los militares estadounidenses mueran y proteger a Israel a toda costa (lea sobre el USS Liberty si no lo sabe).
  3. También existe un riesgo muy real de “represalias espontáneas” por otras partes (no de Irán o aliados iraníes). De hecho, en su mensaje, el ayatolá Ali Khamenei ha declarado específicamente que Mártir Suleimani es una cara internacional de la Resistencia y todos los amantes de la Resistencia comparten una demanda en represalia por su sangre. Todos los amigos, así como todos los enemigos, deben saber que el camino de Lucha y Resistencia continuará con el doble de voluntad y la victoria final definitivamente está esperando a aquellos que luchan en este camino”. Tiene razón, Soleimani fue amado y venerado por muchas personas de todo el mundo, algunas de las cuales podrían decidir vengar su muerte. Esto significa que bien podríamos ver algún tipo de represalia de la que, por supuesto, se culpará a Irán, pero que podría no ser el resultado de ninguna acción iraní en absoluto.
  4. Finalmente, si los iraníes deciden no tomar represalias, entonces podemos estar absolutamente seguros de que el tío Shmuel lo verá como una prueba de su supuesta “invencibilidad” y lo tomará como una licencia para participar en acciones aún más provocativas.

Si consideramos estos cuatro factores juntos, tendríamos que llegar a la conclusión de que Irán TIENE que tomar represalias y TIENE que hacerlo públicamente.

¿Por qué?

Porque ya sea que los iraníes tomen represalias o no, casi tienen garantizado otro ataque estadounidense en represalia por cualquier cosa que parezca una represalia, ya sea que Irán esté involucrado o no.

La dinámica de la política interna de los EEUU

A continuación, veamos la dinámica política interna en los Estados Unidos:

Siempre he afirmado que Donald Trump es un “presidente desechable” para los neoconservadores. ¿Qué quiero decir con eso? Quiero decir que los neoconservadores han usado a Trump para hacer todo tipo de cosas realmente fantásticamente tontas (prácticamente TODAS sus decisiones políticas hacia Israel y/o Siria) por una razón muy simple. Si Trump hace algo extremadamente tonto y peligroso, se saldrá con la suya, en cuyo caso los neoconservadores estarán contentos, o fracasará y las consecuencias de sus decisiones serán catastróficas, momento en el que los neoconservadores lo eliminarán y reemplazarán por un individuo aún más servil (digamos Pence o Pelosi). En otras palabras, ¡para los neoconservadores hacer que Trump haga algo increíblemente peligroso y fantásticamente estúpido es una situación ganar-ganar!

En este momento, los demócratas (todavía el partido favorecido por los neoconservadores) parecen estar decididos a cometer suicidio político con esa ridícula (¡y traicionera!) tontería del impeachment. Ahora, piense sobre esto desde el punto de vista Neocon. Podrían lograr que los goyim de EEUU ataquen a Irán y se deshagan de Trump. Supongo que su pensamiento será más o menos así:

Trump parece que va a ganar en 2020. No queremos eso. Sin embargo, hemos estado haciendo todo lo que está a nuestro alcance para desencadenar un ataque estadounidense contra Irán desde 1979. Hagamos que Trump haga eso. Si él “gana” (por cualquier forma -más sobre eso más abajo), ganamos. Si pierde, los iraníes seguirán en un mundo de dolor y siempre podemos deshacernos de él como un condón usado (usado para supuestamente joder a alguien sin riesgos para usted). Además, si la región explota, esto ayudará a nuestro querido Bibi y unirá a los judíos estadounidenses detrás de Israel. Finalmente, si Israel es atacado, exigiremos de inmediato (y, por supuesto, obtendremos) un ataque masivo de Estados Unidos contra Irán, con el apoyo de todo el establecimiento político y los medios de comunicación estadounidenses. Y, por último, si Israel es golpeado con fuerza, entonces siempre podemos usar nuestras armas nucleares y decirle a los goyim que “Irán quiere gasificar a 6 millones de judíos y borrar de la faz de la tierra a la única democracia en el Medio Oriente” o algo igualmente insípido.

Desde que Trump llegó a la Casa Blanca, le vimos arrastrarse ante el lobby de Israel con un deleite extremo incluso para los estándares estadounidenses. Supongo que este cálculo va algo en la línea de “con el lobby de Israel detrás de mí, estoy a salvo en la Casa Blanca”. Obviamente es demasiado estúpidamente narcisista como para darse cuenta de que ha sido usado todo el tiempo. Para su crédito (o el de uno de sus asesores clave), NO permitió que los neoconservadores iniciaran una guerra importante contra Rusia, China, la RPDC, Venezuela, Yemen, Siria, etc. Sin embargo, Irán es un caso totalmente diferente desde que es el objetivo “número uno” que los neoconservadores e Israel querían atacar y destruir. Los neoconservadores incluso tenían este lema “los niños van a Bagdad, los hombres de verdad van a Teherán”. Ahora que el tío Shmuel ha perdido todas estas guerras, ahora que las fuerzas armadas de EEUU no tienen credibilidad, ahora es el momento de restaurar la autoimagen “chula” del tío Shmuel y, de hecho, “ir a Teherán”, por así decirlo.

Los demócratas (Biden) ya están diciendo que Trump simplemente “arrojó un cartucho de dinamita en un polvorín”, como si les importara cualquier cosa, excepto sus propios objetivos y poder político. Aún así, debo admitir que la metáfora de Biden es correcta: eso es exactamente lo que Trump (y sus verdaderos jefes) ha hecho.

 

Biden aprovecha inmediatamente estos eventos

Si asumimos que estoy en lo correcto en mi evaluación de que Trump es el “Presidente desechable” de los Neocons/Israelíes, entonces también tenemos que aceptar el hecho de que las fuerzas armadas de los Estados Unidos son las “fuerzas armadas desechables” de los Neocons/Israelíes y que los Estados Unidos como nación son también la “nación desechable” de Neocons/Israelíes. Esta es una muy mala noticia de hecho, ya que esto significa que, desde el punto de vista de Neocon/Israel, no hay riesgos reales de lanzar a los Estados Unidos a una guerra con Irán.

En verdad, la posición de los demócratas es una obra maestra de la hipocresía que se puede resumir de la siguiente manera: el asesinato de Soleimani es un evento maravilloso, pero Trump es un monstruo por hacerlo realidad.

¿Un ganancia, no?

¿Cuál sería el resultado probable de una guerra de Estados Unidos contra Irán?

He escrito tantas veces sobre este tema que no voy a entrar en todos los escenarios posibles aquí. Todo lo que diré es lo siguiente:

  • Para los Estados Unidos, “ganar” significa lograr un cambio de régimen o, en su defecto, destruir la economía iraní.
  • Para Irán, “ganar” simplemente significa sobrevivir al ataque de Estados Unidos.

Esta es una ENORME asimetría que básicamente significa que Estados Unidos no puede ganar e Irán solo puede ganar.

¡Y, no, los iraníes no tienen que derrotar a CENTCOM/OTAN! No necesitan participar en operaciones militares a gran escala. Todo lo que necesitan hacer es: permanecer “de pie” una vez que el polvo se asiente.

Ho Chi Minh le dijo una vez a los franceses “Puedes matar a diez de mis hombres por cada uno que mate de los tuyos, pero incluso con esas probabilidades, perderás y yo ganaré”. Esta es exactamente la razón por la cual Irán eventualmente prevalecerá, tal vez a un costo enorme (Amalek debe ser destruido, ¿verdad?), pero eso seguirá siendo una victoria.

Ahora veamos los dos tipos más básicos de escenarios de guerra: fuera de Irán y dentro de Irán

Los iraníes, incluido el propio general Soleimani, han declarado públicamente muchas veces que al tratar de rodear a Irán y al Medio Oriente con numerosas fuerzas e instalaciones, Estados Unidos le ha ofrecido a Irán una larga lista de objetivos. El campo de batalla más obvio para una guerra es claramente Irak, donde hay muchas fuerzas pro y anti iraníes para proporcionar las condiciones para un largo, sangriento y extendido conflicto (Moqtada al-Sadr acaba de declarar que el Ejército Mahdi será removilizado). Pero Irak está lejos de ser el único lugar donde puede producirse una explosión de violencia: TODO EL MEDIO ORIENTE está dentro del “alcance” iraní, ya sea por ataque directo o por ataque de fuerzas simpatizantes/aliadas. Junto a Irak, también está Afganistán y, potencialmente, Pakistán. En términos de una selección de instrumentos, las opciones iraníes van desde ataques con misiles, ataques de acción directa de fuerzas especiales, hasta sabotaje y muchas, muchas más opciones. La única limitación aquí es la imaginación de los iraníes y, créanme, ¡tienen mucho de eso!

Si ocurre tal represalia, Estados Unidos tendrá dos opciones básicas: atacar a amigos y aliados iraníes fuera de Irán o, como ha sugerido Esper, atacar dentro de Irán. En este último caso, podemos asumir con seguridad que cualquier ataque de este tipo dará como resultado una represalia iraní masiva contra las fuerzas e instalaciones estadounidenses en toda la región y un cierre del Estrecho de Ormuz.

Tenga en cuenta que el lema de Neocon “los niños van a Bagdad, los hombres de verdad van a Teherán” reconoce implícitamente el hecho de que una guerra contra Irán sería una guerra cualitativa (e incluso cuantitativamente) diferente a una guerra contra Irak. Y, esto es cierto, si Estados Unidos planea atacar seriamente dentro de Irán, se enfrentarán a una explosión que hará que todas las guerras desde la Segunda Guerra Mundial parezcan menores en comparación. Pero la tentación de demostrarle al mundo que Trump y sus secuaces son “hombres de verdad” en lugar de “niños” podría ser demasiado fuerte, especialmente para un presidente que no entiende que es una herramienta desechable en manos de los neoconservadores.

Ahora, veamos rápidamente lo que NO sucederá

Rusia y/o China no se involucrarán militarmente en este caso. Estados Unidos tampoco utilizará esta crisis como pretexto para atacar a Rusia y/o China. El Pentágono claramente no tiene estómago para una guerra (convencional o nuclear) contra Rusia y tampoco Rusia tiene ningún deseo de una guerra contra los Estados Unidos. Lo mismo vale para China. Sin embargo, es importante recordar que Rusia y China tienen otras opciones, políticas y encubiertas, para dañar realmente a Estados Unidos y ayudar a Irán. Existe el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas donde Rusia y China bloquearán cualquier resolución estadounidense que condene a Irán. Sí, lo sé, al tío Shmuel le importan un bledo las Naciones Unidas o el derecho internacional, pero a la mayoría del resto del mundo sí. Esta asimetría se ve agravada por la capacidad de atención del tío Shmuel (semanas como máximo) en relación con la de Rusia y China (décadas). ¿Eso importa?

¡Absolutamente!

Si los iraquíes declaran oficialmente que Estados Unidos es una fuerza de ocupación (lo que es), una fuerza de ocupación que se involucra en actos de guerra contra Irak (lo que hace) y que el pueblo iraquí quiere que el tío Shmuel y sus hipócritas puntos de conversación sobre “democracia” haga sus maletas y se vaya, ¿qué puede hacer nuestro tío Shmuel? Intentará resistirse, por supuesto, pero una vez que la pequeña portada de “construcción de la nación” haya desaparecido, reemplazada por otra portada sobre la ocupación estadounidense fea y brutal, la presión política sobre los Estados Unidos para salir será extremadamente difícil de manejar, tanto fuera como dentro de los Estados Unidos.

De hecho, la televisión estatal iraní calificó la orden de Trump de matar a Soleimani como “el mayor error de cálculo de Estados Unidos desde la Segunda Guerra Mundial”. “La gente de la región ya no permitirá que los estadounidenses se queden”, dijo.

Luego, tanto Rusia como China pueden ayudar a Irán militarmente con inteligencia, sistemas de armas, asesores y económicamente, de manera abierta y encubierta.

Finalmente, tanto Rusia como China tienen los medios para, digamos, “sugerir fuertemente” a otros objetivos en la “lista de hitos del país” de los Estados Unidos siendo que ahora es el momento perfecto para atacar los intereses de los Estados Unidos (por ejemplo, en el Lejano Oriente de Asia).

De modo que Rusia y China pueden y ayudarán, pero lo harán con lo que a la CIA le gusta llamar “negación plausible”.

Volver a la gran pregunta: ¿qué puede/podrá hacer Irán a continuación?

Los iraníes son jugadores mucho más sofisticados que los estadounidenses en su mayoría ignorantes. Entonces, pienso que lo primero que sugeriría es que es poco probable que los iraníes hagan algo que los Estados Unidos esperan que hagan. O harán algo totalmente diferente, o actuarán mucho más tarde, una vez que Estados Unidos baje la guardia (como siempre hace después de declarar “victoria”).

Le pregunté a un amigo iraní bien informado si todavía era posible evitar la guerra. Aquí está lo que respondió:

Sí, creo que se puede evitar una guerra a gran escala. Creo que Irán puede tratar de usar su influencia política para unir a las fuerzas políticas iraquíes para pedir oficialmente la eliminación de las tropas estadounidenses en Irak. Expulsar a los Estados Unidos de Irak significará que ya no podrán ocupar el este de Siria, ya que sus tropas estarán en peligro entre dos estados hostiles. Si los estadounidenses abandonan Siria e Irak, esa será la venganza definitiva para Irán sin haber disparado un solo tiro.

Tengo que decir que estoy de acuerdo con esta idea: una de las cosas más dolorosas que Irán podría hacer a continuación sería utilizar este evento de verdad increíblemente imprudente para echar primero a los Estados Unidos de Irak, y luego de Siria. Esa opción, si se puede ejercer, también podría proteger la sociedad iraní de un ataque directo de Estados Unidos. Finalmente, tal resultado le daría al asesinato del general Soleimani un significado muy diferente y hermoso: ¡la sangre de este mártir liberó al Medio Oriente!

Finalmente, si esa es realmente la estrategia elegida por Irán, esto no significa en absoluto que a nivel táctico los iraníes no cobren un precio a las fuerzas estadounidenses en la región o incluso en otras partes del planeta. Por ejemplo, hay algunos rumores bastante creíbles de que la destrucción de PanAm 103 sobre Escocia no fue una acción libia, sino iraní en represalia directa por el derribo deliberado por la marina estadounidense (USN) del Airbus 655 IranAir sobre el Golfo Pérsico. No estoy diciendo que sepa con certeza que esto es lo que realmente sucedió, solo que Irán tiene opciones de represalia que no se limitan al Medio Oriente.

Conclusión: esperamos el próximo movimiento de Irán

El Parlamento iraquí tiene previsto debatir una resolución que exige la retirada de las fuerzas estadounidenses de Irak. Solo diré que, aunque no creo que Estados Unidos acepte cabalmente ninguna de esas demandas, colocará el conflicto en el ámbito político. Eso es, por definición, mucho más deseable que cualquier forma de violencia, por más justificado que parezca. Así que les sugiero a los que quieren la paz que recen para que los parlamentarios iraquíes muestren cierto honor y espina y le digan al tío Shmuel lo que cada país siempre quiso de los Estados Unidos: ¡Yankis, go home!

Si eso sucede, será una victoria total para Irán y otra derrota más abyecta (auto-derrota, realmente) del tío Shmuel. Este es el mejor de todos los escenarios posibles.

Pero si eso no sucede, entonces todas las apuestas están sobre la mesa y el impulso desencadenado por este último acto de terrorismo estadounidense provocará muchas más muertes.