Libros Recomendados

El pequeño satélite comercial chino de una tonelada, ‘Beijing-3’, lanzado el pasado mes de junio, realizó un escaneo en profundidad de la zona central de la bahía de San Francisco, de unos 3.800 kilómetros cuadrados.

Según informó este martes el diario chino de noticias South China Morning Post, las imágenes captadas por un satélite chino de una amplia zona alrededor de la ciudad de San Francisco, California, en EEUU, en tan solo 42 segundos, son lo «suficientemente nítidas» como para identificar la presencia de un vehículo militar estadounidense en plena calle y revelar su poder ofensivo.

El pequeño satélite comercial chino de una tonelada, ‘Beijing-3’, lanzado el pasado mes de junio, realizó un escaneo en profundidad de la zona central de la bahía de San Francisco, de unos 3.800 kilómetros cuadrados, destaca el reporte, detallando, que los científicos chinos a cargo del proyecto aseguraron que las imágenes tomadas por el equipo desde una altitud de 500 kilómetros, poseen una resolución de 50 centímetros por píxel.

«La prueba de rendimiento realizada sobre América del Norte y otras zonas demostró que el satélite podía tomar imágenes mientras su cuerpo giraba hasta 10 grados por segundo, una velocidad nunca vista antes en un satélite (ya que la mayoría de los satélites de observación de la Tierra deben ser estables cuando toman imágenes, en aras de evitar vibraciones que difuminan las imágenes)», indicó South China Morning Post, citando am los expertos.

«Beijing-3 fue considerado el satélite más ágil y podría ser uno de los satélites de observación de la Tierra más potentes jamás construidos, a pesar de su pequeño tamaño y su coste relativamente bajo», dijo Yang Fang, investigadora principal de ese proyecto satelital chino, quién además explicó, que Beijing 3 cuenta con tecnología de inteligencia artificial a bordo, un elemento importante que le da la posibilidad de planificar su programa de vuelo de forma independiente para vigilar hasta 500 zonas de interés en todo el mundo con casi 100 revisitas al día.

La agilidad del Beijing-3 le permitió realizar algunas tareas de observación que antes se consideraban técnicamente imposibles. Por ejemplo, tomó durante un solo vuelo de norte a sur sobre China imágenes del río Yangtsé​, de 6.300 kilómetros de longitud, entre la meseta tibetana y el mar de la China Oriental, resaltó el texto del medio de comunicación chino.

En comparación con su homólogo estadounidense ‘WorldView-4’, que es el satélite de observación del planeta Tierra más avanzado del mundo, a base de una tecnología similar, y cuyas fotos resultan ser más detalladas con una resolución de 30 centímetros por píxel, Beijing 3 es capaz de detectar la presencia de determinados objetivos y enviar sus fotos a la Tierra de 2 a 3 veces más rápido que WorldView-4, aseveraron los especialistas chinos.

CANAL

 

elespiadigital.com
La información más inteligente

RECOMENDAMOS